Miércoles 30.09.2020 - 04:28

Publicarán los diarios de Susan Sontag

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

Un primer volumen de los diarios de la escritora estadounidense Susan Sontag, nacida el 16 de enero de 1933, será publicado bajo el título "Renacida", por parte de la editorial Mondadori.

La obra saldrá al mercado literario en tres idiomas: español, francés e inglés.

Nacida en Nueva York, la mayor parte de su vida la vivió en Tucson y Los Angeles. A los 15 años de edad ingresó a la Universidad de California, en Berkeley; y posteriormente se licenció en Filosofía y Letras, en la de Chicago.

A los 17 años contrajo matrimonio con Phillip Rieff, un profesor de Sociología, con quien se trasladó a Boston donde cursó estudios de posgrado de Literatura y Filosofía, en la Universidad de Harvard.

También estudió en las universidades de Oxford, en Londres, y en la Sorbona, en París.

En 1963 publicó su primera novela: "El benefactor" y posteriormente escribió dos ensayos considerados míticos en los años 60, uno de ellos titulado "Contra la interpretación" (1966). Por esos años publicó también "Instrumental de muerte".

Preocupada por la política exterior estadunidense, de la que siempre había sido muy crítica, en 1968 fue como periodista a la guerra de Vietnam y las vivencias que tuvo durante ese conflicto le impidieron seguir escribiendo.

En esa época filmó su primera película en Suecia, "Duelo de caníbales" (1969), a la que le siguió "Hermano Carl" (1971), actividad que compartió con la publicación de títulos como "Estuche de muerte" (1967), "Viaje a Hanoi" (1968) y "Estilos radicales"

(1969).

Sontag fue una autora dotada de una gran formación filosófica, interesada siempre por los ensayos, la literatura de vanguardia y todo lo referido a Europa.

Tras sufrir una crisis personal en 1972 escribió "Bajo el signo de Saturno", un libro en el que narra su relación con Europa, su identificación y sus percepciones durante el tiempo que vivió en el Viejo Continente.

Durante la guerra en Medio Oriente, en 1973, filmó a las tropas israelíes y se fue a los Altos del Golán (Israel) para realizar "Tierra prometida".

La incansable activista social recibió en 1975 una trágica noticia: le confirmaron que padecía cáncer.

Ello la motivó a escribir "La enfermedad como metamorfosis". Después editó "El Sida y sus metáforas".

La novelista, quien además escribió sobre cine y teatro, publicó en 1992 "El amante del volcán" y un año más tarde participó en la fundación del Parlamento Internacional de Escritores, creado en Estrasburgo, Francia, para promover la libertad de expresión y proteger a los autores perseguidos o amenazados de muerte en sus países.

Ese mismo año viajó a Sarajevo donde impartió clases en la Academia Dramática y montó "Esperando a Godot", en medio de un paisaje de muerte, destrucción y todo tipo de carencias materiales (sin luz, ni agua y debiendo ensayar a la luz de las velas).

El 17 de agosto de 1993, la obra se estrenó de forma gratuita en

Sarajevo y fue nombrada por el alcalde de esa ciudad "Ciudadana de

honor".

Sontag, quien en diversas ocasiones advirtió sobre el avance peligroso del fascismo en Estados Unidos, regresó a Nueva York en agosto de 1993. Luego, en 1994, recibió el Premio de Cultura de la Fundación Montblanc.

Un lustro después fue distinguida por el gobierno francés con la Orden de las Artes y las Letras, en grado de comendador.

En noviembre de 2000 le fue otorgado el premio National Book por su obra "En América", y en 2001 el Premio Jerusalém de Literatura, el más prestigioso de Israel para escritores extranjeros.

Ese mismo año, tras los acontecimientos del 11 de septiembre, publicó un ensayo en la revista "New Yorker", en el que expuso que los atentados no habían sido "contra la libertad", sino contra "el autoproclamado poder mundial", lo que le valió una lluvia de

críticas.

El 28 de diciembre de 2004, tras una batalla de 35 años contra el cáncer, Susan Sontag murió en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, de Manhattan, a los 71 años de edad.

Tiempo antes de fallecer, Sontag reconoció su creencia de que ya había usado "seis de sus nueve vidas".

ijn