Reeditarán obra de Ignacio Padilla, fallecido el sábado

Reeditarán obra de Ignacio Padilla, fallecido el sábado
Por:

La directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García Cepeda, anunció que esa dependencia reeditará la narrativa del escritor Ignacio Padilla, fallecido en un accidente automovilístico la madrugada del sábado.

Al arribar a la funeraria, en la que fueron velados los restos del integrante de la Generación del Crack, la funcionaria señaló: “En la Secretaría de Cultura, a través de la Dirección General de Publicaciones, hay un proyecto de reedición de algunos de sus títulos. La mejor manera de recordarlo es precisamente impulsando que se lea su gran obra”.

Padilla, de 47 años, sufrió el percance automovilístico en la ciudad de Querétaro, donde residía. El pasado 2 de agosto había sido objeto de un homenaje en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en el cual expresó: “Generalmente la literatura es una actividad solitaria, no me dejarán mentir y, sin embargo, he tenido la fortuna de vivir la literatura como una actividad de grupo, de amistad, la generación del Crack es sólo un ejemplo”.

García Cepeda agregó que el INBA organizará próximamente un homenaje en fecha que acordarán con sus familiares. En este sentido, el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, instruyó a Marina Núñez, directora general de Publicaciones, para que se edite un antología de narrativa breve del autor.

Francisco Padilla, padre del escritor, afirmó que su hijo dejó varios textos pendientes, “que ya irán saliendo y los daremos a conocer, porque sus hijos encontrarán muchas cosas. Pocas personas como los periodistas lo llegaron a conocer tan de cerca. Era una persona fuera de serie. Ha sido una gran pérdida, no nada más para la familia, sino también para mi Patria. Será un ejemplo reconocido cada vez más”.

Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua, organismo del que era parte Padilla, comentó: “la Academia en su conjunto está en verdad consternada. Es lamentable la muerte de cualquier académico, pero en el caso de Ignacio Padilla, que era un hombre que estaba en pleno desarrollo, que había alcanzado apenas su madurez y que prometía muchísimo, pues es todavía más lamentable. Al carácter de gran escritor de Padilla hay que sumar que era un hombre de una tranquilidad, bonhomía e, incluso, humildad dignas de ser reconocidas”.