Viernes 4.12.2020 - 07:58

Sabino Guiso forja su obra con Fuego Negro

Sabino Guiso forja su obra con Fuego Negro
Por:

Históricamente, el fuego ha sido el elemento que le ha dado luz y calor a la humanidad. Fue el descubrimiento que le permitió forjarse como civilización: a nuestros antepasados les facultó crear estrategias de caza más efectivas, protegerse de depredadores, cocinar la carne cruda y, principalmente, unirse y crear una sociedad. También es el tema central de la exposición Gui Yasee’, del artista juchiteco Sabino Guisu, que inaugura este viernes en la galería MAIA Contemporary.

“El título significa en zapoteco ‘fuego negro’, y éste fue el agente que más nos ayudó a evolucionar como especie: nos protegió del frío, nos permitió dejar de comer carne cruda y unió a las personas en comunidad; sin él, el Homo sapiens no se hubiera unido ni creado arte: la danza fue una forma primigenia de emularlo y el carboncillo con el que se hacían las pinturas rupestres nació de él. Además, sigue presente en nuestros días, en forma de electricidad y como elemento de la guerra”, expresó a La Razón el creador.

[caption id="attachment_982254" align="alignnone" width="696"] Explosión (2017); afelpado de lana, pigmento negro de humo y fieltro industrial.[/caption]

La muestra reúne ocho años de trabajo del juchiteco, cuyas piezas están relacionadas con esta manifestación de la energía: herrería, textiles, dibujos de humo, joyería, fotografías, esculturas de carbón y obras intervenidas con láser y luces de neón, “estas últimas, para mí, son una especie de ‘fuego nuevo’ relacionado con la electricidad, parte esencial de Cocijo, una deidad zapoteca que es la manifestación de los relámpagos”.

Gran parte de las piezas están inspiradas en diversos elementos de las mitologías mexicanas “con un toque de arte contemporáneo”: destaca una escultura construida con bates de beisbol rescatados del basurero del equipo Guerreros de Oaxaca y a los que les realizó grabados zapotecas con láser; “es una metáfora, como si se tratasen de las armas de guerra de aquellos luchadores de hace mil años”.

También exhibirá un escudo chimalli que forjó en hierro negro de la mano de maestros herreros oaxaqueños y que está iluminado con luces de neón rojas. Sabino colabora en la creación de piezas con artesanos pues él proviene de una familia de alfareros, y porque considera que los hacedores de estos oficios son mucho más artistas que muchos creadores contemporáneos; “sólo imagina a un maestro alfarero bien documentado e informado, las cosas que podría realizar”.

Guisu afirmó que es obligación suya el plasmar sus raíces prehispánicas en su quehacer artístico; “como decía Posada: ‘el artista es crítico de su tiempo’, y yo estoy tratando de generar un pensamiento de esa naturaleza en cuanto a la importancia de los pueblos originarios del mundo. Son un universo cultural vasto que, lamentablemente, está mucho en el olvido y, a veces, son pensados como simples objetos exóticos.

“Yo soy un ejemplo de que de los pueblos pueden venir muchas cosas y no únicamente ignorancia. Deberíamos aprender de ellos para así crecer como sociedad. Por ello, siento que una de mis responsabilidades como artista es involucrarme con los pueblos de donde vengo, estoy en deuda con ellos porque parte de mi trabajo lo baso en su universo. Para mí, el arte tiene más un sentido social que de egolatría”, finalizó.

Dedica la muestra a Toledo

La exhibición incluye un retrato de humo sobre papel que muestra medio rostro de Francisco Toledo, a quien Sabino profesa respeto y admiración y con quien compartió créditos en la exposición Afelpados, que se presentó en 2016, en el Centro de las Artes de San Agustín. En ella, ambos hicieron una experimentación con afelpado de fieltro industrial y lana de borrego.

“Gracias al maestro, Oaxaca tuvo un boom y una revolución cultural gigantesca; con él empecé a comprender el arte: gracias a su guía descubrí a Durero, Rembrandt, Basquiat, Hirst, Ai Weiwei… le debo mucho porque me apoyó en gran parte de mi trabajo y en mi crecimiento artístico. Yo lo podría definir como una persona con la que un día llegué con hambre de conocimiento y, en vez de darme un pescado, me enseñó a pescar información y cultura”, señaló.

Sabino Guisu

Nacimiento: Juchitán, Oaxaca, 1986

Educación : Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca

Exposiciones: Zapotec Death Poems (Kulturzentrum Machado, Alemania, 2019), Bizu (Museo del Barroco, Puebla, 2018), The Sharing of Zapotec Culture

(The Assemblage NoMad, Nueva York)

Gui Yasee’ / Fuego Negro

Dónde: MAIA Contemporary (Colima 159, Roma norte)

Cuándo: viernes 16 de agosto, 18:00 horas

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/cultura/fotografia-nueva-pista-del-paradero-del-avion-de-amelia-earhart/