Siri Hustvedt: el juego de la inteligencia constante

Siri Hustvedt: el juego de la inteligencia constante
Por:

El jurado del Premio Princesa de Asturias de las Letras ha concedido el galardón de este año a Siri Hustvedt (Minnesota, Estados Unidos, 1955), una escritora de sobra conocida en todo el mundo, no sólo de habla hispana, sino de otros idiomas. Una crítica constante de la sociedad americana y del consumismo capitalista. Columnista en The New York Times, y reconocida experta en trastornos neuronales y otros temas psiquiátricos que pueblan sus escritos, Hustvedt ha desarrollado una intensa obra de ficción traducida a más de treinta idiomas. En 1986 se doctoró en Literatura Inglesa por la Universidad de Columbia con una tesis sobre su Dickens en la que ya aparecen sus autores de referencia, especialmente Kierkegaard, Freud, Lacan, Mary Douglas o Julia Kristeva. Comenzó probando suerte como poeta, llegando a publicar en The Paris Review y la colección de poesía Reading to You en 1982, pero se decantaría por el ensayo y la novela. En esos años, se estableció definitivamente en Nueva York. Varios años después de publicar su poemario, llegaría su primera novela: Los ojos vendados (1992), un juego de espejos donde el centro ya es un conflicto de identidad, algo constante en su obra. Con su tercera obra, Todo cuanto amé (2003), es cuando le llega el reconocimiento internacional.

Su obra narrativa consta de siete obras de ficción y otras tantas de ensayos y obras de no ficción. El jurado del premio ha valorado que su producción artística «incide en algunos de los aspectos que dibujan un presente convulso y desconcertante, desde una perspectiva de raíz feminista, lo que resulta ser una excelente interpretación de sus intereses artísticos y culturales”.

Hace un par de años el suplemento español El Cultural publicó una interesante conversación de Saioa Camarzana con Hustvedt, titulada «El feminismo se ha asociado a la pérdida de feminidad». La frase, ciertamente, es un buen ejemplo de sus intereses narrativos. Vivir, pensar, mirar (2012) es un interesante volumen recopilatorio de ensayos escritos en los seis años presentes, o de su otro libro La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres (2016), volumen sobre la feminidad de Knausgárd, la sensibilidad artística de Pedro Almodóvar, la visión sobre la pornografía de Susan Sontag y el mundo del arte y el dinero. En dicha entrevista la autora dice: “Mis ensayos son una especie de periplo mental, una andadura en busca de respuestas con la plena conciencia de saber que nunca llegaré al final del camino”.

Sus libros de ensayos son una mezcla de intereses dispares como el psicoanálisis, el arte, la filosofía o la neurociencia. Hacia esta última se ha volcado mucho desde los 90. Dice Hustvedt: “Fui profesora de escritura voluntaria para pacientes psiquiátricos durante cuatro años. Ahora enseño psiquiatría en una escuela de medicina y público en revistas sobre psicoanálisis, psiquiatría o trastornos neurológicos. Ha sido un viaje largo y muy interesante”. Interesada en la pintura, ha impartido infinidad de conferencias en museos como el Prado y en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York. “Soy una gran amante de las artes, las humanidades – dice la autora- y las ciencias. Soy novelista y feminista. Como perpetua profana que tiene la mirada en varias disciplinas, he llegado a comprender que gozo de una clara ventaja en cierto sentido. Soy capaz de ver lo que los expertos a menudo no cuestionan”. De estas teorías y profundo sentido crítico son sus libros: Los misterios del rectángulo (2005) y La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres (2016). Su escritura es una constante reflexión acerca de la recepción artística, de la actividad literaria y de la autoconciencia, cuyos son el tiempo, la memoria, la imaginación y el lenguaje; el cuerpo es el locus del yo, pero también un espacio ético y estético desde el que se accede a lo otro. Con una lucidez deslumbrante – en ciertos ensayos- la obra de Siri Hustvedt es erudita, empática, apasionante y apasionada, es en pocas palabras una exploradora del cerebro y de la mente, que a logrado establecer un diálogo entre las ciencias y las artes.