Martes 7.07.2020 - 20:30

Superchido booktuber

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

En el fondo de su resquicio lunar en la pared, el escorpión ajusta la cámara, dirige las luces y dispone el estrecho escenario donde hará su debut como booktuber. La palabra colige a esa pandilla de jóvenes hiperactivos surgida en España y otras regiones de Europa,

extendida por Estados Unidos, imitada luego en México y ahora esparcida hasta la Patagonia; muchachas y muchachos entre 17 y 25 años, quienes por necesidad de comunicación, deseo de fama, buena voluntad o aburrimiento, deciden platicar de manera “ligera, divertida y chida” sobre sus libros preferidos a innumerables seguidores pendientes de sus comentarios en YouTube (aunque a veces también hablan de maquillaje, moda o películas).

En la etapa de la promoción y el lucro a toda costa, las mayores casas editoriales alentaron el fenómeno en favor de mayores ventas. Comenzaron por recomendar a esa panda lectora y difusora de novedades, la abastecieron de libros juveniles de moda, best sellers o sagas de aventuras y le abrieron luego espacios en las ferias del libro, donde ante un emocionado público juvenil se presentan las estrellas booktubers entre vítores, aplausos, griterío y la selección de los diez más guapos.

El escorpión lee en los diarios de nuestro país cómo a estos jóvenes incluso se les denomina “la nueva crítica literaria”, y aguijoneado evoca a los formalistas rusos, a los estructuralistas y la deconstrucción, al orientalismo, el nouveau roman y la nouvelle vague y las teorías postcoloniales. Incluso recobra las formativas lecturas de crítica literaria de Luis Mario Schneider, Luis Cardoza y Aragón, Rosario Castellanos, Margo Glantz, Huberto Batis, Carlos Monsiváis y tantos más, para concluir con un aforismo de José Joaquín Blanco: “La crítica es la conciencia que la literatura tiene de sí misma”.

No obstante, como el escorpión no es un amarguete (aunque le insistan las familias felices), y apoya cualquier impulso a la lectura, improvisó ya un platicado y superchido comentario para grabarlo en YouTube. Se trata de una novela bien tripeada de un mundo paralelo dominado por muertos vivientes muy freaks, adonde el Walking Dead Johnny Precious va en busca de su creador, el jefe zombi y rey del páramo extendido entre la realidad y el mundo paralelo. No voy a dar spoilers, pero el final es deconstructivo (todo se desmorona), y mucho ojo al personaje de Susan St. John, interpretado en la película por Salma Hayek.