Un genio loco retratado en su refugio de verano

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos Cortesía del Archives Descharnes

El lugar donde conoció a su esposa, Gala, en 1929, el pueblo de pescadores Cadaqués, España, que Salvador Dalí convirtió en su refugio para los veranos, fue ahí donde su amigo, el fotógrafo francés Robert P. Descharnes, captó las imágenes más íntimas del pintor surrealista.

Fotografías en que se observa al creador del cuadro La persistencia de la memoria leyendo, pintando, descansando y nadando. Ahora éstas se muestran por primera vez en el país a través de la exposición Dalí de Cadaqués, que reúne 120 imágenes, que resguarda actualmente el Archives Descharnes.

“En la actualidad el Archives Descharnes tiene un total de 60 mil fotos de Dalí —considerada la documentación más completa del artista— para esta ocasión se seleccionaron 120 fotos, justamente las del pintor en Cadaqués, en su entorno, en la costa brava, y en el lugar donde pasaba la mitad del tiempo produciendo”, explicó a La Razón Beatriz Jiménez, directora de All Around Art y coordinadora de la muestra.

La amistad de Robert P. Descharnes y Dalí inició en 1950, en un barco que les traía de Estados Unidos. “El lazo natural entre ellos empezó a fortalecerse a partir de colaboraciones; sin embargo, conforme fue pasando el tiempo derivó en otro tipo de relación y se forjó una amistad bastante fuerte”, señaló.

Juntos colaboraron en proyectos como La aventura prodigiosa de la encajera y el rinoceronte, una película derivada del método paranoico-crítico que fascinaba al artista catalán.

Descharnes también fue una especie de héroe para Dalí cuando en 1984 lo rescato de las llamas y lo trasladó al hospital tras un incendio en el castillo de Pubol, la ahora Casa-Museo del pintor, en España.

Dos años después Dalí cedió los derechos intelectuales y de comercialización de su obra a Demart Pro Arte, la empresa holandesa del Descharnes, hasta 2004, cuando expiró el contrato.

Durante 40 años el conocido como uno de los principales biógrafos del pintor catalán lo fotografió en su cotidianidad y reflejó su excentricidad. Las imágenes que ahora llegan a México, después de exhibirse en Murcia, España, van de los años 1953 a 1985.

“La exposición tuvo muy buena acogida en Murcia porque justamente lo interesante que se presenta en estas fotos es la intimidad de Dalí estando él en casa, en el Mediterráneo, el lugar donde pasaba la mitad del año, y la otra mitad en Nueva York o en París, donde seguía construyendo esta imagen de excéntrico y provocador.

“En Cadaqués podemos verlo conviviendo con su esposa Gala, en su estudio, yendo a los toros; son imágenes cotidianas de su día a día, un acercamiento que no se había tenido antes, lo cual enriquece mucho nuestra percepción del artista”, destacó Beatriz Jiménez.

Dalí de Cadaqués se inaugura este 20 de mayo a las 19:00 horas en el lobby del Hotel Presidente y estará abierta al público hasta el 2 de agosto. Quienes estén interesados en adquirir para su colección algunas de las piezas que se exhiben pueden hacerlo.