• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El brasileño, en un juego con el PSG, el domingo. Foto: Especial
El brasileño, en un juego con el PSG, el domingo. Foto: Especial

“El futbol es de momentos” es una frase muy utilizada en el gremio futbolístico para decir que lo único que importa es lo que ocurre en el presente, pese a que en el pasado, determinado jugador, club o entrenador haya conseguido grandes logros. La frase le queda como anillo al dedo a Neymar, quien no estuvo entre los 10 futbolistas que tenían posibilidades de ganar el premio FIFA The Best.

El brasileño fue elegido como el cuarto mejor jugador del planeta en 2016, con el 6.23% de los votos. Aquella vez fue superado por Cristiano Ronaldo, Lionel Messi y Antoine Griezmann; y el año pasado culminó en el tercer puesto, con 6.97% de los sufragios; solamente detrás de CR7 y la Pulga, quienes tuvieron 43.16% y 19.25%, respectivamente.

Ante la ausencia del atacante de 26 años en la terna para ser elegido como mejor futbolista del mundo, Tite, director técnico de la selección brasileña, votó por Luka Modric, Mohamed Salah y Cristiano Ronaldo; en tanto que el defensa Joao Miranda lo hizo por CR7, Kylian Mbappé y Lionel Messi.

El originario de São Paulo, quien el año pasado se convirtió en el fichaje más caro de la historia (261 millones de dólares), tras pasar del Barcelona al Paris Saint-Germain, no ha tenido un buen 2018. Con el equipo parisino sufrió una lesión en el metatarsiano y el tobillo, el pasado 25 de febrero, misma que lo marginó tres meses; motivo por el que no pudo jugar ante el Real Madrid en la vuelta de los octavos de final de la Champions League, torneo en el que sus compañeros fueron eliminados por el equipo merengue.

Gráfico: La Razón de México

Regresó a la actividad a principios de junio, días antes del arranque de la Copa del Mundo, celebrada en Rusia, certamen en el que no pudo brillar como se esperaba y no fue factor para que la Canarinha tuviera un destacado papel, luego de que fue eliminada por Bélgica en los cuartos de final.

Después de cuatro temporadas con el conjunto blaugrana, Ney decidió dar un paso al costado, debido a que no quería estar a la sombra del argentino Lionel Messi, la máxima figura del equipo catalán en la última década. Pero las cosas no le han salido del todo bien hasta el momento, ya que incluso en el PSG ha tenido problemas con el uruguayo Edinson Cavani, el cobrador oficial de penaltis.

En el ciclo 2018-2019, el sudamericano ha jugado siete duelos con el PSG, en los que lleva cuatro goles y tres asistencias.

  • El Dato: Neymar debutó el 10 de mayo de 2009, con el Santos de su país, en el empate a un gol en contra del Gremio de Porto Alegre.
Compartir