“Debemos confiar en que se va a fortalecer la relación con EU”

A pesar de la retórica de Donald Trump, los proyectos para construir un muro fronterizo y la intención de actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la relación con México es prioritaria para Estados Unidos, y ningún funcionario la puede dañar, afirma Larry Rubin, candidato a suceder a Roberta Jacobson en la embajada de EU.

En entrevista con La Razón, Rubin explicó que la actualización del tratado comercial abre oportunidades para México, Estados Unidos y Canadá, sobre todo en la integración energética y en establecer mecanismos anticorrupción, que ayuden a combatir este problema.

¿Cuándo se definirá quién será el nuevo embajador de EU en México? En los próximos 90 días se puede dar esta definición. Me han hecho saber que tengo los elementos que está buscando esta administración para el próximo embajador de EU en México.

El presidente Trump tiene que hacer la nominación oficial. Esto puede ser en cualquier momento. Como lo ha dicho, él quiere nombrar primero a los subsecretarios. Una vez que queden nombrados y ratificados por el Senado, entonces ya se irán a los embajadores. México es una prioridad para el presidente Trump y así me lo hizo saber en alguna de las juntas en las que tuve el honor de estar con él.

Después de que me ofrecieron ser parte de esta candidatura como embajador de Estados Unidos en México, está el proceso en camino. El secretario de Estado, Rex Tillerson, me dijo que va bien el proceso. Lo que me entusiasma es ser parte del mejoramiento de las relaciones entre México y Estados Unidos y contribuir para que ambos países trabajen más de cerca en la agenda bilateral, que es muy importante. Esta relación tiende a mejorarse y obviamente necesita de un embajador que verdaderamente entienda a México y a Estados Unidos, y más que nada, entienda esta muy dinámica relación.

La realidad es que este gabinete tiene muchos años de experiencia y, poder sumar mi experiencia particular a esta administración, me dará mucho gusto porque trabajaré para dos naciones que quiero mucho.

¿Es posible mejorar las relaciones México-EU, luego de las diferencias entre ambos países desde que Trump asumió la presidencia? El deseo de los americanos es no solamente trabajar en conjunto, sino resolver algunas de las problemáticas en común que tienen México y Estados Unidos, acercarse cada vez más y que el TLCAN continúe, pues ha sido un tratado de lo más exitoso.

Más allá de la retórica que se manejó en campaña y recientemente, la necesidad de Estados Unidos es acercar la agenda bilateralmente. Estas dos naciones se necesitan mutuamente y ningún presidente o ningún congresista puede cambiar esta naturaleza de los dos pueblos.

¿Hay que temerle a Donald Trump? No hay ningún motivo para que las personas se sientan incómodas. Creo que la relación México-Estados Unidos se fortalecerá y va a tener logros importantes en beneficio de las dos naciones. Creo que se llevará a cabo una reforma migratoria que beneficiará a los migrantes o ilegales en Estados Unidos, una renegociación del TLCAN como dijo el secretario de Comercio, que será positiva también para México.

En México debemos respirar y tener la confianza de que la relación se va a fortalecer. Va a requerir de mucho trabajo, no va a ser fácil. Pero con los hechos, mexicanos y americanos se van a poder convencer que esta relación bilateral va a salir hacia adelante y va a estar mejor de como estaba.

La retórica de Trump no ha cambiado… Hay un interés muy grande y genuino de los líderes políticos en Estados Unidos de trabajar muy de cerca con México.

Los resultados y los hechos que se estarán arrojando en los próximos meses van a demostrar que esta relación bilateral es muy importante.

El que la primera visita que hayan tenido el secretario de Estado y de Seguridad Interna a un país haya sido a México es una gran señal porque demuestra esta cercanía que se está buscando en el primer nivel del gabinete del presidente Trump.

De igual manera, el constante contacto entre Wilbur Ross y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo; las visitas del secretario de Relaciones Exteriores a líderes en Estados Unidos demuestran que en EU y en la administración del presidente Trump hay un gran interés por estrechar esta relación aún más.

El presidente Trump entiende la importancia que México brinda a Estados Unidos y la forma de ser de Donald Trump no va a cambiar. Encontraremos siempre en Trump un estilo muy diferente porque no es político ni diplomático.
Bajo estas dos tesituras no debemos esperar que sea un actor político tradicional que cuida sus palabras.

¿El gabinete de Trump busca un mayor acercamiento con México? Los miembros de su gabinete son líderes políticos muy profesionales. Algunos de ellos con poca experiencia política, pero con mucha experiencia en el campo.

Esto demuestra que ha conformado un gabinete plural, un gabinete que no siempre va a estar de acuerdo con él y que cuando eso ocurra se lo va a decir. El presidente Trump es una persona suficientemente inteligente para escuchar a su gabinete.

Cuando ya esté todo el gabinete empezaremos a ver resultados concretos en educación, energía, comercio, relaciones bilaterales. Yo tengo mucha confianza en que eso se dará y por eso también mi interés de trabajar en esta administración.

Y entonces ¿por qué la insistencia de construir un muro? Ya existe una tercera parte del muro. La razón es porque los norteamericanos temen por su seguridad interna, no que los mexicanos crucen la frontera. La percepción en EU es que personas de cualquier nacionalidad, incluyendo a habitantes del Medio Oriente que busquen poner bombas y ejecutar actos terroristas, puedan cruzar caminando la frontera de México a EU. También el creciente narcotráfico proveniente de México que se está dando en Estados Unidos.

Son temas muy complejos y difícilmente alguien tiene la solución, pero el presidente Trump cree que al continuar el muro se va a poder disminuir el tema del narcotráfico y el riesgo que existe de que personas que quieran hacer daño en Estados Unidos puedan cruzar la frontera.

¿Qué rubros interesan renegociar en el TLC? Energía va a ser uno de los temas importantes, que le va a dar no solamente mayor inversión a México y mayores oportunidades de crear empleo. No dudo que se pueda conectar Alaska, Canadá, Estados Unidos y México el tema energético es de alta prioridad para toda la región y se beneficiarán los tres países.

Otras mejoras en este tratado incluyen también comercio electrónico, que hace 23 años no era un tema ni para poner en la mesa. Hoy en día en los tres países representa un porcentaje alto de la venta de la mayoría de los comerciantes en EU.

Las reglas de origen serán una oportunidad. Como ha evolucionado el comercio en estas tres grandes naciones, creo que éstas se mejorarán e incrementarán para que haya más componentes de América del Norte, lo cual va a ser positivo para que en lugar de importar de Asia o Europa se haga en esta misma región.

Algo por lo que estamos pugnando es que se instauren mecanismos anticorrupción para que no solamente ayuden a los inversionistas a tener mayor Estado de derecho en México, sino que también ayuden a la población mexicana a combatir este gran cáncer que hoy aqueja a México. Y, claro, si estuviera en un instrumento como el TLCAN haría una gran diferencia.