• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fernando Haddad, en un acto de campaña, el pasado 14 de septiembre. Foto: AP
Fernando Haddad, en un acto de campaña, el pasado 14 de septiembre. Foto: AP

“No al indulto”, respondió ayer sin matices Fernando Haddad, el candidato a la presidencia de Brasil, quien remplazó las aspiraciones de Luiz Inácio Lula da Silva, al ser inhabilitado por la justicia de ese país por estar sujeto a una condena de 12 años de prisión, acusado de corrupción.

Presionado por los rumores de que ante una eventual victoria usaría sus facultades como Ejecutivo federal para otorgar el perdón a su tutor político, aseguró que la intención de Lula no es “entregar su dignidad a cambio de la libertad”.

“El expresidente quiere pelear por el reconocimiento del error de parte del Poder Judicial y no por un favor que lo retire de prisión”, señaló Haddad en una entrevista con la radiodifusora local CBN.

Esta postura ya había sido externada por el también académico desde el pasado lunes, al rechazar las declaraciones del gobernador del estado de Minas Gerais, Fernando Pimentel, quien milita en su mismo partido, sobre que tenía “certeza” de que Haddad daría un indulto a Lula en el primer día de su gobierno, en caso de que resultara electo.

“Puede que [Pimentel] tenga el deseo de que eso suceda, pero ocurre que nunca conversé con él sobre eso ni con nadie del PT”, afirmó.

“Lula no va a abandonar la defensa de su inocencia. Él es el primero en decir: ‘no quiero favores, quiero que los tribunales reconozcan que fui víctima de un error judicial’. Como ciudadano, voy a mantenerme en la campaña por su libertad”

Fernando Haddad

Candidato a la presidencia de Brasil

“Es el presidente de la República quien tiene la prerrogativa de analizar la posibilidad de un indulto, y no un dirigente del PT”, agregó el candidato presidencial.

Lula da Silva cumple desde abril pasado una condena de 12 años de prisión por un caso de corrupción que involucra a un departamento en San Pablo, presuntamente recibido por el expresidente como soborno, a cambio de conceder licitaciones de obra pública.

Gráfico: La Razón de México

Además de dejar claro que no influirá en el proceso judicial que enfrenta el exmandatario, Fernando Haddad rechazó la posibilidad de que Lula, ya en libertad, sea parte de la plantilla de sus ministros de gobierno, si resulta vencedor de la contienda del próximo 7 de octubre.

La versión del perdón a Lula también recibió un refuerzo por parte del candidato presidencial de ultraderecha, Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), quien hoy ocupa el primer lugar de la intención del voto, de acuerdo con la mayoría de sondeos realizados desde que se oficializaron las candidaturas.

Desde el hospital donde se recupera de una herida en el abdomen en un acto de campaña, Bolsonaro sostuvo que la victoria de su adversario terminaría en la libertad de Lula, por lo que llamó a sus simpatizantes a no votar por la impunidad.

El lunes, tras visitar a Lula en la cárcel de Curitiba (sur de Brasil), Haddad afirmó que el expresidente “es un interlocutor permanente de todos los dirigentes del partido y nunca dejará de serlo”.

El presidenciable de 55 años fue nombrado la semana pasada como candidato del PT, luego de que la postulación de Lula fuera invalidada por la justicia electoral.

“Yo como ciudadano voy a mantenerme en la campaña por la libertad del presidente”, señaló no obstante a CBN.

 

 

Gráfico: La Razón de México

Escala en sondeos, pero aún no alcanza

La elección presidencial de Brasil se decidiría en una segunda vuelta, entre el ultraderechista, Jair Bolsonaro, y el sustituto de Lula, Fernando Haddad, según la reciente encuesta realizada por la firma MDA.

El estudio sitúa a ambos con el mayor número de votos en la primera ronda. Bolsonaro obtendría el 28.2 por ciento, mientras que Haddad el 17.6 por ciento de la intención del voto.

En la segunda vuelta, que se realizará el 28 de octubre, Jair, quien es el favorito para suceder a Michel Temer, ganaría con 39 por ciento, dejando a Haddad con el 35.7 por ciento.

El sondeo fue realizado a 2 mil personas entre el 12 y 15 de septiembre, a menos de un mes de celebrarse los comicios.

Compartir