Acuerdo cerrado entre Jimenez y el Benfica

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Nueve años PASARON para que otro mexicano llegara al Benfica. En 2006 fue Francisco Fonseca; ayer se oficializó la llegada de Raúl Jiménez, horas después de que el traspaso estuviera en riesgo por las altas pretensiones de su club, el Atlético de Madrid.

Cuando todo indicaba que la transacción no se haría, pues el Atlético había cambiado las condiciones iniciales de la transferencia. Diarios como A Bola señalaron que el presidente del club, Luis Filipe Vieira, rechazó los nuevos términos dictados por el conjunto madrileño; pero las negociaciones entre todas las partes continuaron, y al final todo llegó a buen puerto.

El propio Jiménez se encargó de informar que todo estaba resuelto y que hoy firmará el contrato que lo vincula al ilustre equipo luso por cinco temporadas, aunque con la cláusula de que si es requerido, sin importar el momento, tendrá la obligación de regresar a los Colchoneros.

El delantero viajó a Lisboa, capital de Portugal, el pasado lunes 10 de agosto para someterse a las pruebas médicas correspondientes y luego ser presentado, hecho que acontecerá hoy para ponerse de inmediato a las órdenes del técnico Rui Vitória.

Jiménez será el cuarto mexicano que militará esta temporada en la Primeira Liga, pues Héctor Herrera y Raúl Gudiño están en el Porto; mientras que Ulises Dávila, en el Vitoria Setúbal.

Así el delantero surgido del América vestirá de nueva cuenta la playera de unas Águilas, aunque en esta oportunidad serán las de Portugal.