Agreden a familiares del Guille y Blanco tras derrota

Chicharito y Bayer, sin Europa
Por:
  • larazon

Redacción/La Razón

En el palco destinado a funcionarios y familiares de los jugadores de la Selección Mexicana, en el estadio Soccer City, desde antes del silbatazo inicial del partido entre Argentina y México surgieron las burlas por la ausencia de Guillermo Franco en el once de Javier Aguirre: “y dónde está, y dónde está, ese pin... Guille que nos iba a salvar”.

La reacción fue de sorpresa en la esposa del delantero mexicano y demás parientes de los jugadores mexicanos que observaban asombrados la actitud de un grupo de personas que, más tarde se supo, estaba encabezado por el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo de la Secretaría de Turismo, Miguel Gómez Mont, y su hijo.

Luego, del error de Ricardo Osorio y la caída del segundo gol en contra del Tri, en el minuto 33, encendió más los ánimos de los Gómez Mont.

Testigos de la situación aseguraron que los agravios fueron una constante: “ya nos cargó la chi... con este pend... no vamos a hacer nada. Valen mad...”, gritaban el funcionario y su hijo en pleno juego.

Los cambios tampoco les agradaron y menos el ingreso de Franco en el minuto 61. “Uta mad... nomás esto faltaba. Ya ingresó el pu... éste. Mejor hubiera metido al jorobado”, se escuchó.

Su consigna fue atacar al Guille cada que tocara el balón. Al final, la esposa del jugador reprochó al grupo en el que estaban los Gómez Mont su comportamiento, y éstos la insultaron y, ha trascendido, la habrían agredido físicamente.

Este hecho no agradó a uno de los hermanos de Cuauhtémoc Blanco quien salió en defensa de la mujer de Franco y fue recibido con golpes.

Visiblemente molestó, el joven tomó una silla, pero su mamá, Hortensia, con ayuda de Aarón Gansito Padilla, se la quitaron de las manos.

Uno de los testigos grabó con su celular parte de los enfrentamientos que llegaron a la redacción de los diarios. Dichos videos fueron depsués colocados en el portal YouTube, donde de inmediato se reconoció a un hombre de pelo blanco que lanzó improperios en contra de los argentinos radicados en México: “...que todos los pin... argentinos se vayan a la ching...”, gritó.

Era Miguel Gómez Mont, hermano del secretario de Gobernación, quien enfundado en la playera con el número 9, curiosamente de Guille Franco, alardeaba de su condición de funcionario a los familiares de los jugadores y policía que trataba de sacarlo del palco.

Los gritos de ¡fuera, fuera! acompañaron al ex director de Fonatur y su hijo bajo el resguardo de los elementos de seguridad. Antes de abandonar el inmueble, el chico lanzó amenazas: “suéltenme... no saben con quién se meten, soy sobrino de Gómez Mont... les va a pesar”.

Luego de que los videos de la trifulca circularan profusamente por la red, la Secretaría de Turismo emitió un breve comunicado en el que anuncia el cese del funcionario:

“Esta tarde fue cesado el Director General del Fondo Nacional de Fomento al Turismo... en próximos días, esta Secretaría hará público el nombramiento del nuevo director de Fonatur.

Espacio compartido en Soccer City

La Federación Mexicana de Futbol ubicó en el mismo palco a los familiares de la selección nacional, políticos y funcionarios.

El director general deportivo de la FMF, Enrique Bonilla, nunca imaginó que reunir a un grupo de aficionados con los parientes de los jugadores terminara en un“zafarrancho”.

El federativo asumió que el principal motivo de los enfrentamientos fue la combinación de los errores de los jugadores durante su participación en Sudáfrica 2010 con el dolor de la derrota. Sin embargo negó que se hubieran dado golpes.

Entre los seleccionados más castigados por el director de Fonatur, Miguel Gómez Mont, su hijo y demás acompañantes fueron Guillermo Franco, Ricardo Osorio y, el director técnico, Javier Aguirre.

Hasta el momento los federativos han evitado abordar el tema ante los medios de comunicación.