Almanaque de una década dorada del fanático #1 de México

Almanaque de una década dorada del fanático #1 de México
Por:

El Autódromo se construyó en el sexenio del Presidente Adolfo López Mateos (en 1959), quien fue un apasionado del automovilismo y de los autos más rápidos de producción.

El papá de Ricardo y Pedro Rodríguez, Don Pedro, cada año le conseguía al Presidente el último modelo que Ferrari había desarrollado; y según publicó Mark Hughes en la revista británica Motor Sport en 1998 “se rumoraba que Don Pedro cobraba, a comisión, los impuestos de las Casas de Mala Nota; y que, la hija de Don Pedro, además, andaba con el Presidente”.

La carrera inaugural del entonces Autódromo de la Magdalena Mixhuca fue una competencia para los automóviles Turismo de la época, concertada para el domingo 20 de diciembre de 1959, a 100 vueltas al autódromo de 5 km.  Había tres favoritos: Ricardo, Moisés Solana y Pedro; los dos primeros corrieron en Alfa Romeos T.I., y el tercero en un Volvo PV 544.  Pedro obtuvo una victoria inobjetable.

"Para 1962, Ricardo Rodríguez ya era piloto de F1 y participó en el GP de México con un Lotus 24 de Rob Walker”

Tino García

Los siguientes eventos en el Autódromo fueron carreras estelares de la Fórmula Junior (nueva categoría internacional), los cuales ganó Ricardo en un Cooper Fórmula Junior, apodado El Pepsicolo.

Los dos hermanos habían hecho una campaña espectacular durante 1961, quedando en el segundo lugar general en los 1000 km del Nurburgring, liderando las 24 horas de Le Mans hasta la hora 22 en que se retiran por avería, y ganando los 1000 km de Paris por primera ocasión. Para entonces, Ricardo había sido invitado por El Comendador Enzo Ferrari para su debut en Fórmula 1, en el Gran Premio de Italia, en Monza, evento en el cual califica en segundo lugar, pero no terminó por avería y Von Trips se mató en la primera vuelta.

[caption id="attachment_818043" align="alignnone" width="709"] Ricardo y Pedro Rodríguez en una foto en el AHR. Foto: Especial[/caption]

Para 1962, Ricardo ya era piloto oficial de la Escudería Ferrari, participa en el primer Gran Premio de México, corriendo un Lotus 24 de Rob Walker (accionista del Whisky Johnny Walker –quien había quedado sin su piloto estrella Stirling Moss, después del Gran Premio de Goodwood, (Inglaterra), en el cual Moss estuvo a punto de morir.

Durante el primer día de práctica libre del Gran Premio de México, Ricardo había sido el más rápido de todos, hasta que bajándose del coche hacia el final de la práctica y, habiéndose cambiado a ropa de calle, anuncian por el altavoz que John Surtees había hecho un tiempo marginalmente más rápido. Don Pedro manda que vuelvan a sacar el coche, se vuelve a subir Ricardo para mejorar el tiempo de Surtees, y se accidenta mortalmente en la curva Peraltada. Después de la muerte de Ricardo, se vuelve este Gran Premio un “anticlímax” para los mexicanos.

Pedro se retira de las carreras con la muerte de Ricardo, aunque regresa parcialmente a las pistas durante los siguientes cuatro años, ganando la primera carrera a su regreso: las 3 horas de Daytona, en la cual vuelve a las pistas en un Ferrari GTO. Pedro le había anunciado a su padre: “¿Qué valor tiene mi vida si no me dejas regresar a mi mundo en honor a Ricardo?”.

[caption id="attachment_818042" align="alignnone" width="709"] Pedro Rodríguez celebra uno de sus triunfos en el AHR. Foto: Especial[/caption]

A partir de 1967, Pedro se convierte en un piloto permanente en las carreras. Lo había invitado Roy Salvatori, expiloto y jefe de equipo de la Escudería Cooper; Pedro correría el primer Gran Premio del año el 2 de enero de 1967, en Sudáfrica, con Jochen Rindt de compañero de escudería; le ofrecían a Pedro un contrato permanente si obtenía un buen resultado. ¡Pues resultó que Pedro ganó ese Gran Premio y corrió el resto de esa temporada con el Cooper Maserati!

En agosto corría Pedro una carrera en la categoría Fórmula 2, el Gran Premio del Mediterráneo en la pista de Enna, cerca de Pergusa. Stewart le cede el paso a Beltoise, y éste, inmediatamente después de que lo pasa Stewart, le cierra el paso a Pedro en una curva de 250 kph, éste se estrella contra la valla fracturándose en varios lugares el tobillo y no corre los siguientes Grandes Premios

Para el GP de México, corre después de que le quitaran el yeso, pero con mucho dolor, recurre a hacer la mayoría de los cambios sin pisar el pedal del clutch y termina la carrera en 6º lugar, aunque muy pocos supieron de esta imponente dificultad con la que corrió.

Cierro estas notas con el año 1968, en el que Pedro gana las 24 horas de Le Mans y, en Fórmula 1 ahora maneja para la Escudería BRM, para el GP de México no deja de manejar a tope, peleando al final de la carrera el tercer lugar con Jackie Oliver, quien se había vuelto el compañero de Graham Hill (ganador de la carrera) en la Scudería Lotus, después de que se matara Jim Clark en una carrera de Fórmula 2 en Hokenheim, Alemania. Quedan Oliver en 3º y Pedro en 4º.