Baja de Buffon debilita a Italia

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Por Ángel Salinas

angel.salinas.razon@gmail.com

Gianluigi Buffon sabía desde el minuto 30 de juego ante Paraguay que algo andaba mal. Un pequeño pellizco en la zona de la espalda le mandó el mensaje. “¡Uf!, otra vez esto”, pensó. El descanso del primer tiempo fue letal en el ánimo del guardameta italiano.

El dolor en el dorso se incrementó. La molestia fue ubicada en el nervio ciático. No culminó el partido. A pesar de ello se mostró optimista: “en dos días estaré como nuevo”, dijo el lunes por la noche, una vez llegado al hotel de concentración.

Pues ni dos días, ni dos semanas. El portero de 32 años, en su cuarto mundial con la azzurra, se realizó una resonancia magnética en un hospital de Pretoria y el diagnóstico fue frío. Los médicos le detectaron una pequeña hernia discal y un problema ciático.

“Regresará, pero no en breve. Los márgenes de mejora son pequeños, pero vamos a agarrarnos a eso y vamos a intentar que se recupere”, explicó el médico de la escuadra italiana, Enrico Castellacci, que una vez que checó al cancerbero hizo saber a Marcello Lippi la gravedad de la lesión.

De momento, Buffon se perderá los dos partidos de la fase de grupos: contra Nueva Zelanda (el domingo) y contra Eslovaquia (el jueves). Federico Marchetti será el portero le suplirá en el arco italiano.

Gianluigi Buffon arrastra dolencias en el dorso desde 2008. En enero, tras jugar varios meses con molestias en la espalda, le diagnosticaron un problema en las vértebras no operable.

Por si fuera poco tiene consumidos los discos de la columna vertebral. Una dolencia que le obliga a pasar por controles médicos mensuales y a parar de vez en cuando para descansar.