Viernes 25.09.2020 - 10:42

Barça echa al Real; Wembley lo espera

Indaga PGR a Federaciones por facturas falsas
Por:

Foto AP

El póquer de juegos entre Barcelona y Real Madrid terminó ayer con un saldo parejo para ambos con dos empates y una victoria por bando: la primera significó un título para los blancos y la segunda el pase a la final de Champions para los blaugranas, que ayer echaron al equipo de José Mourinho del torneo más importante a nivel de clubes.

La semifinal de la Liga de Campeones quedó casi definida en el juego de ida cuando, con goles de Lionel Messi, Barça venció al Real en el mismo Santiago Bernabéu. En el juego de vuelta, ayer en el Camp Nou, el equipo blaugrana simplemente terminó la obra con un empate a un gol y obtuvo su boleto para la final de Wembley, lugar donde el Barça ganó su primera Champions en 1992.

El cuadro merengue sufrió las bajas de Khedira y Gago por lesión y las de Pepe y Sergio Ramos por castigo. Pero la ausencia del portugués (expulsado en el primer partido) fue la que más pesó, pues nadie como él podía detener a Messi.

Pero Íker Casillas cubrió la ausencia de Pepe desde su marco. El español demostró por qué es el mejor portero del mundo y evitó que su equipo terminara el primer tiempo con desventaja luego de salvarlo en, al menos, tres ocasiones.

La primera parte terminó con 8 disparos al marco del Barcelona y ninguno del Real Madrid y con un 73% de posesión del balón del equipo blaugrana.

No obstante ese dominio no se reflejó en el marcador en los primeros 45 minutos.

Al 54’ Andrés Iniesta, quien regresó de su lesión, partió la zaga merengue con perfecto trazo para dejar solo a Pedro frente a Casillas. El Canario definió ante la salida de Íker para poner el 1-0.

Pero, como sucedió en los tres clásicos anteriores, no podía faltar un jugada que encendiera la polémica. Ayer el árbitro belga Frank De Bleeckere anuló un gol legítimo a Gonzálo Higuaín, por una supuesta falta de CR7.

Cuando el marcador aún estaba 0-0, Cristiano cayó al césped por un choque con Piqué, pero el balón le quedó al Pipita que venció a Valdés.

Javier Macherano tropezó con el cuerpo del portugués antes del disparo, el central marcó la falta y negó la anotación, que al final del juego se lanzaron contra del arbitraje.

Marcelo dio algo de esperanza a su equipo al 64'. Luego de un gran recorte, Ángel Di María se perfiló contra Víctor Valdés, pero puso su disparo en el poste. El balón le regresó al argentino, quien cedió para Marcelo, que sólo empujó.

Fue demasiado tarde para el equipo madridista que se quedó en el camino. El Barcelona buscará su cuarto título europeo, y tercero desde 2006, contra el ganador de la serie entre Manchester United y Schalke que se definirá hoy en Old Trafford. Al final Xavi Hernández dejó claro que, pese a todo, ganó el equipo que mejor futbol desplegó. “Se hizo justicia futbolística, pasó el mejor equipo. En este momento el Barcelona es mejor que el Madrid”, dijo Xavi.