Boxeadores musulmanes entrenan en tierra catolica

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos CDOM

El experimentado director técnico cubano de boxeo, Pedro Roque Otaño, uno de los forjadores de los grandes campeones olímpicos de Cuba, se encuentra en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) con el grupo titular de Azerbaiyán que realiza preparación de altura para lo que serán los Juegos Europeos de Bakú, capital de este país europeo, en el próximo mes de junio.

Tras una trayectoria de más de cuarenta años y una cosecha de más de dos mil medallas en todas las competencias que ha participado, Pedro Roque afirma que nunca deja de aprender y por eso accedió a la invitación que le hicieron hace poco más de un año para entrenar a los boxeadores de Azerbaiyán, deportistas con cultura diferente a la de él y es ahí donde radica su aprendizaje.

“Ellos son musulmanes y, desde que llegamos aquí, buscaron un punto de referencia donde tienen que hacer sus rezos. Uno nunca deja de aprender, es una experiencia más en mi carrera. Aprendo de ellos, de su cultura diferente a la mía. Tienen sus horarios de rezo, lo hacen tres veces al día. El primero es a las 6:00 de la mañana, luego en la tarde y el último en la noche.

“Yo en eso no me meto, soy católico, pero respeto su religión como ellos respetan la mía. Les doy incluso todas las facilidades y hasta les estoy buscando lugar en una mezquita musulmana que está en Polanco para que se sientan más cómodos”, dice Roque Otaño con el orgullo de quien respeta la diferencia de creencias.

Así, una delegación de musulmanes encuentra en tierra católica el lugar perfecto para prepararse de cara al evento donde serán anfitriones y donde no quieren quedarse con las manos vacías de medallas.

“Durante muchos años traje a la selección de Cuba y los mejores resultados, en cuanto a medallas, los logramos con el entrenamiento que hicimos previamente aquí en México, por las atenciones y por las condiciones que hay aquí”, asevera el entrenador cubano, quien subraya que ha habido un periodo de adaptación para los azerbaiyanos, principalmente debido a sus costumbres religiosas.

“Estos muchachos se han adaptado bien aquí, lo que no comen es carne de cerdo, pero se alimentan bien y se han adaptado bien. Para los boxeadores no es indispensable este alimento, lo pueden sustituir y este entrenamiento en la altitud de México les va a dar el final de su preparación para poder hacer un buen papel”, afirma convencido.

Sobre la actuación que espera tener en los Juegos Europeos de Bakú 2015, Pedro Roque considera que, debido al nivel que hay en el box amateur de aquel continente, un buen resultado para Azerbaiyán sería obtener un par de medallas.

“Dos medallas de oro es un gran resultado en Europa. Es el más fuerte en boxeo amateur, ahí se concentran boxeadores de alto nivel en Rusia, Inglaterra, Irlanda, Ucrania, países que han mejorado su boxeo y que son los rivales a vencer en campeonatos mundiales y Juegos Olímpicos”, considera pensativo y respetuoso ante sus rivales.