Brasil debuta ante una Norcorea impredecible

El partido de AMLO pierde de nuevo en elección de Tabasco
Por:
  • larazon

Redacción / La Razón

La samba llega a Sudáfrica. Brasil, una de las pocas selecciones capaces de discutir la supremacía de España, debutará hoy en el Mundial ante la enigmática Corea del Norte.

El director técnico de equipo sudamericano, Dunga, ha conseguido entristecer el tradicional gen del Jogo Bonito construyendo con hormigón. La zonas están perfectamente delimitadas, salvo la duda de Julio César, quien se lesionó durante los partidos de preparación.

Sin embargo la afición de la verdeamarelha espera a ver a Maicón Douglas como el mejor lateral del mundo y a Kaká buscando reverdercer sus condiciones de ídolo tras su mala temporada en el Madrid.

Para Brasil un triunfo contundente tendrá un positivo efecto múltiple pues pondrá fin a una serie de inicios magros en anteriores estrenos mundialistas (2-1 sobre Escocia en Francia 1998 y sobre Turquía en Corea y Japón 2002, y 1-0 frente a Croacia en Alemania 2006), además de disipar dudas sobre el real poder ofensivo del equipo y aliviar tensiones.

De Norcorea poco o nada saben los brasileños. Si acaso que de los veintitrés convocados por Kim Jong Hun, quien en su época de jugador fue un discreto defensor central, siete pertenecen a las Fuerzas Armadas del país, y apenas dos juegan en el extranjero.

Además el cuadro asiático no ha abierto una sola práctica a la prensa a petición del entrenador, quien previo al cotejo sólo señaló: “en Asia también se sabe jugar al futbol”, por lo que Brasil deberá ser cuidadoso sino quiere llevarse una sorpresa.