Cada medalla en los Juegos costó 50 millones de pesos

Cada medalla en los Juegos costó 50 millones de pesos
Por:

La inversión del gobierno mexicano, a través de recursos del erario público, a deportistas y entrenadores de disciplinas olímpicas de cara a Río 2016, fue superior a 250 millones de pesos, erogados a través del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), fideicomiso de la Conade, de enero de 2013 a marzo de 2016.

Ésta fue la cifra que el país invirtió en busca de que se superaran las siete medallas logradas en Londres 2012, sin embargo, en Río 2016 se alcanzaron cinco.

Hace cuatro años, la selección de futbol varonil obtuvo la única presea dorada de los Juegos en la capital inglesa, sin embargo, sus jugadores y entrenadores no reciben recursos públicos, ya que la Federación Mexicana de Futbol es económicamente autosuficiente.

Es decir, aún sin contar al balompié en este comparativo, el resultado es de un estancamiento en materia de éxitos deportivos en las disciplinas olímpicas.

Para este ejercicio, La Razón tomó en cuenta únicamente aquellas disciplinas que forman parte del programa de los Juegos Olímpicos, pues el Fodepar también otorga subsidios a deportes como frontón, raquetbol, squash y patinaje sobre ruedas, entre otros, que forman parte de los Juegos Centroamericanos y del Caribe y Panamericanos.

También se tomó en cuenta el apoyo a entrenadores, donde se incluyen a miembros de equipos multidisciplinarios, algunos de ellos dedicados a varios deportes, pues son parte del programa integral de desarrollo de los deportistas.

En total, a lo largo de 39 meses, el Fodepar destinó casi 139 millones de pesos a deportistas y 111 millones a entrenadores y equipos multidisciplinarios.

María Espinoza y Germán Sánchez, quienes estuvieron en podios en Londres 2012, permanecieron en el programa de cara a Río 2016, mientras que los otros tres medallistas de los últimos Juegos, Guadalupe González, Misael Rodríguez e Ismael Hernández, se unieron al fideicomiso durante 2015.

En el caso de Espinoza, la inversión fue superior a los 3 millones de pesos y derivó en su tercera presea olímpica; la de Sánchez fue de poco menos de 2 millones y ganó la primera medalla individual para México en clavados para hombres en 16 años, además de tener una medalla de campeonato mundial en 2015 junto a Iván García, en clavados sincronizados desde la plataforma.

La medalla más “rentable” fue la del boxeador Misael Rodríguez, pues el gobierno le erogó 154 mil pesos desde agosto de 2015.

Guadalupe González e Ismael Hernández se unieron a Fodepar apenas en enero de 2015.

El descenso vino desde 2015

El proceso en ascenso del deporte mexicano tuvo su tope en algún punto entre 2013 y 2014, porque al año siguiente hubo resultados dramáticamente inferiores en Mundiales.

La mayoría de los deportes del programa olímpico celebran sus Mundiales en años impares, que representan un chequeo importante posterior a unos Juegos Olímpicos y previo a los siguientes.

En 2013, México tuvo una cifra inédita de 13 medallas, donde destacó el oro del taekwondoín Uriel Adriano en Puebla 2013, además de seis platas y seis bronces en diferentes disciplinas.

Dos años después, la cosecha fue mucho menor, con dos platas en clavados y un bronce en taekwondo.

De los medallistas de 2015, sólo llegó al podio olímpico Germán Sánchez, aunque el clavadista lo hizo el año pasado al lado de Iván García en clavados sincronizados, mientras que en Río ganó su plata en la prueba individual.

María Espinoza ya presume un oro mundial, de 2007, antes de triunfar en los JO de Beijing.

click para ver gráfico