“Cae mas pronto un hablador que un cojo”

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Mexsport

Al final cedió y aceptó. Con su peculiar sentido del humor, Ricardo Ferretti lanzó al aire una enorme sonrisa, extendió sus brazos y dejó que el presidente de la Federación Mexicana, Decio de María, le pusiera la chamarra que lo acredita como técnico de la Selección Mexicana, aunque sea por cuatro partidos, como lo dejó en claro desde que inició su comparecencia.

Más allá de recabar las primeras declaraciones del Tuca como timonel del Tri, los medios de comunicación presentes el Centro de Alto Rendimiento ansiaban escuchar el, o los motivos, que lo orillaron a decir sí a la oferta de entrenar al conjunto Tricolor, después de que hace varios años declarara que era más fácil que aceptara ser barrendero.

“Hay un dicho que dice que ‘cae más pronto un hablador que un cojo’ y me tocó; creo que es el momento de aportar algo de lo mucho que me ha dado el futbol mexicano... tengo la capacidad para apoyar, estoy muy agradecido que hayan puesto esta responsabilidad en mi persona”, indicó el todavía DT de Tigres.

Explicó que “durante mucho tiempo sí dije muchas cosas, pero ahora es el momento de apoyar a nuestro futbol, y ojalá siempre pensáramos mucho más en esto y no en cosas personales”.

Y aclaró que sólo se hará cargo del Tri en los partidos amistosos ante Trinidad y Tobago, Argentina, Estados Unidos —en el que buscará el pase a la Copa Confederaciones Rusia 2017— y Panamá.

“No (hay posibilidad que me quede), Decio de María dijo que terminando estos cuatro partidos finaliza nuestro compromiso.

Hay un contrato por tres años más (en Tigres), hay un proyecto que estamos llevando a cabo”, señaló Ferretti.

Tuca dejó en claro que de ninguna manera llega a la Selección como “salvador” y sólo es un “interino”:

“Vengo con toda la ilusión del mundo y compromiso de hacer las cosas lo mejor posible; para mí es un gran orgullo, satisfacción y naturalmente es buscar ese boleto a la Copa Confederaciones”, dijo el veterano timonel.

MANTIENE LA BASE En la misma rueda de prensa, Ferretti enfatizó que ningún jugador tiene las puertas cerradas en el Tri, mostrando su disposición a contar con jugadores naturalizados. “La puerta del Tri está abierta a todo jugador mexicano...” y acto seguido se refirió a su primera convocatoria:

“La lista para el jueves... Voy a elegir a un grupo de 23. Siempre va a faltar alguien, es normal, porque gracias a Dios, México tiene una cantidad de jugadores importantes y tenemos la posibilidad de escoger lo mejor... buscaré que sea lo más justo”.

Ferretti, quien tendrá en su cuerpo técnico a Miguel Mejía Barón, Marco Antonio Ruiz, Ariel González, el doctor José Luis Serrano y Abdón Calderón, se definió como un técnico de “equilibrio, no de estilo” y para finalizar sentenció que a partir del domingo se enfocará únicamente en el cuadro nacional y dejará de lado todo lo que se refiere a su club, pues “a la Selección me dedicaré en cuerpo y alma”.