Cardozo coloca de sublider al Toluca

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Los Diablos, con Cardozo como técnico, están retomando la grandeza que él mismo les dio en su etapa como jugador. El paraguayo nació para ser referente del Toluca: del 95 a 2005 se robó el show con sus 249 goles... hoy, ocho años después de su último partido como delantero rojo, José Saturnino tiene a los Diablos peleando en los primeros sitios del Clausura 2014 con ese sello ofensivo que ha sido su emblema. Ayer su equipo venció 2-0 al Monterrey en el Nemesio Díez.

Visitar el inmueble de la capital del Estado de México se ha convertido en un infierno, pues los escarlatas han adoptado a la perfección la idea agresiva de Cardozo. Su nueva víctima fueron los Rayados del Profe Cruz.

La afición roja aún no estaba bien acomodada en sus butacas cuando su equipo tomó la ventaja a los tres minutos, en una jugada de tiro de esquina cobrado por Sinha; hubo doble asistencia con la cabeza, primero del Pájaro Benítez y luego de Aarón Galindo, para que el capitán, Paulo Da Silva, mandara el balón al fondo de la portería de Jonathan Orozco.

Toluca tomó las riendas del partido no sólo por el gol, ya que además arrebató el esférico a los norteños, que lo único que generaron fue un par de cabezazos desviados de Lucas Silva y Othoniel Arce.

Para la segunda mitad los Diablos mantuvieron su hegemonía, pese a que Monterrey intentó recomponer el camino al dar entrada al habilidoso César Delgado. Como respuesta, Saturnino ingresó al atacante uruguayo Juan Manuel Salgueiro, quien hace seis años jugó para Necaxa y quien debutó en Toluca con el pie derecho. El charrúa se encargó de sellar el triunfo al minuto 81. El Conejito Brizuela desbordó por la banda izquierda, levantó la mirada y divisó el movimiento del delantero para ponerle un servicio raso; con un gran gesto técnico Salgueiro remató suave de derecha y batió a Orozco.

La victoria permitió al Toluca llegar a 10 puntos, mismos que el líder, Cruz Azul, pero con una anotación menos. Fue el duelo 25 de Cardozo al frente de los Diablos, equipo en el que ha impuesto su mentalidad ofensiva, la cual le ha redituado en 11 victorias, 11 empates y sólo tres derrotas.