Domingo 12.07.2020 - 14:29

Coleman es sordo, pero va por el titulo de la NFL

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

La gente no creía en él y le decía que no podría llegar a su objetivo, pero él no los escuchó... su sordera no se lo permitió, y gracias a eso y a su voluntad y esfuerzo, Derrick Coleman está a unos días de jugar su primer Super Bowl en su primer año de carrera en la NFL.

Es corredor con los Halcones Marinos de Seattle, aunque su versatilidad le ha permitido cubrir varias posiciones. Se ha desempeñado como fullback y también como tailback cuando el titular está lesionado. Pero su gran desempeño ha sido en los equipos especiales.

Pero para llegar a la NFL tuvo que sobrepasar burlas, menosprecios y rechazos. A los tres años perdió el sentido del oído, pero no las ganas de trascender. Desde entonces se puso como objetivo ser el embajador de los sordos y alcanzar sus metas.

Al verlo jugar y desempeñarse en el campo nadie se percata de su condición. Por esa razón, muchas universidades lo buscaron, pero al enterarse de su sordera, lo descartaban, Fue la UCLA la que le dio la oportunidad y él supo aprovecharla.

Pero los rechazos no se acabaron ahí. Pasaron Drafts de la NFL y ningún equipo se fijaba en él. No se dio por vencido y como agente libre firmó en la escuadra de prácticas de Seattle en 2012. Después de probarse en los entrenamientos y mostrar su calidad, Coleman se quedó en el equipo como corredor y, aunque sólo tiene dos acarreos para tres yardas en la presente temporada, ha sabido desarrollar otras habilidades para ayudar a su equipo. Hoy después de tanto sacrificio está cerca de disputar su primer partido por el título.

Su mentalidad ganadora ha sido un ejemplo para otros jugadores de la liga, quienes elogian sus deseos de salir adelante. “El que se encuentre aquí es testimonio de su sacrificio. No podría imaginarme lo que es eso”, declaró maravillado el safety de los Broncos David Bruton, quien tendrá la asignatura de frenar a Coleman el domingo.

Es el tercer jugador sordo en la historia de la NFL, pero el primero que juega en ofensiva. Antes que él estuvieron los defensivos Kenny Walker y Bonnie Sloan, quienes jugaron en los 70. Coleman está en su primer año, pero espera llegar lejos y confía en que su historia sea motivo de inspiración para jóvenes que, en su condición, creen que es imposible. ”Lo que estoy haciendo ahora, con esta oportunidad de jugar con los Halcones Marinos y en el Super Bowl, es ser un ejemplo apara la gente que es sorda, que ellos también pueden hacerlo”, dijo el jugador de 23 años que utiliza un aparato auditivo y sabe leer los labios para comunicarse.

VER GRÁFICO