Miércoles 24.02.2021 - 11:51

Crisis en el Barça: suma cuatro juegos sin ganar

Crisis en el  Barça: suma cuatro juegos sin ganar
Por:

Lo del Barcelona comienza a ser critico: cuatro partidos seguidos sin conseguir gloria; algo atípico en un equipo que otrora ganaba todo. Messi, que sí hizo un golazo, ya no resulta suficiente; su genialidad queda corta. Ayer, los Culés llegaron con bastantes bríos al Estadio de Mestalla para enfrentar al Valencia, pero el encanto se les terminó en 75 segundos, cuando Ezequiel Garay recibió una maravillosa asistencia de Gerard Piqué para marcar el 1 a 0 y así los azulgranas dejaron escurrir un par de puntos y agudizaron una crisis que arrastran desde la fecha 5 de La Liga.

No obstante, hay que nadar en aguas no tan profundas para el análisis de este caos del Barça. Como los primeros minutos del choque ante el Valencia, en el que los de casa los pusieron en muchos aprietos; incluso les pudo marcar un par de goles, por graves desatenciones defensivas azulagranas, pero los dos disparos se fueron muy ligeramente desviados.

El inicio para los forasteros fue una zozobra; intenso fue por parte de los de Valencia, que en cada balón que tocaban ponían el alma y bastante peligro, aunado al raquítico e inoperante proceder de la zaga visitante.

Los dirigidos por Ernesto Valverde, que en su actuar fueron más horizontales que verticales, le costó romper las apretadas líneas de los anfitriones. Pocas ideas ofensivas para atacar y las veces que se fueron al frente fue sin profundidad; más para aminorar el álgido ritmo de los blanquirrojos que para hacer daño.

El uruguayo Luis Suárez intentó, al minuto18, marcar, valiéndose de un disparo desde casi

[caption id="attachment_810132" align="alignright" width="156"] Garay festeja su gol anotado al minuto 2, ayer. Foto: AP[/caption]

el círculo central y le salió mal el intento; una pifia. Quien no erró fue el que nunca falla: Lionel Messi, quien al 22’ cambió las caras largas de los asistentes al Mestalla y los dejó, por lo menos, en suspenso. Una jugada frenética del argentino, que hizo pared con El Conejo y luego le quedó a placer para sacar un disparo; no pudo ir más pegado al palo; imposible para el portero Neto.

Barça se hizo grande con el tanto y presionó; sus piezas se comenzaron a mover como normalmente lo hace: con genialidad, sin dejar al rival salir de su campo y a veces hasta de su área. El Valencia se acobardó, reculó en su proceder y cayó en una paranoia; aquel club que en los primeros 15 minutos había ahogado, agobiado y arrasado al Barça, ahora se veía agazapado.

Para el complemento, Denís Chéryshev tuvo la primera para los anfitriones, con un hermoso disparo con el exterior del pie. Se fue por arriba, por poco. No obstante, la tónica del juego continuaba siendo la del primer tiempo, con un Barcelona insistente y un Valencia en su campo sin mucha reacción. Coutinho, Arthur y Messi se lucían ante los 46 mil espectadores que ayer asistieron al Mestalla.

Arthur hacía recordar al Xavi joven: todo pasaba por él y todo lo que proponía tenía un sentido; pero eso no fue más que anecdótico y para que la hinchada azulgrana se regocijara en la melancolía, porque su realidad era contrastante y conforme fueron pasando los minutos esa realidad se hizo catastrófica y frustraste.

Al final, así murió todo, con un Barcelona que otra vez se encontró con su realidad; una que lo viene acosando desde la fecha 5 y que parece una espiral sinfín.

Mbappé hace un póker y el PSG golea 5-0

Imparable. El Paris Saint-Germain y el delantero francés Kylian Mbappé no tienen piedad alguna; ayer, el galo se mandó un póker en la goleada 5-0 de su club sobre el Olympique de Lyon, en actividad de la Liga 1.

[caption id="attachment_810131" align="alignnone" width="1181"] Arthur conduce el esférico, ayer en Mestalla. Foto: AP[/caption]

En el primer tiempo, el brasileño Neymar abrió la cuenta a los 9 minutos con lanzamiento de penal. No hubo más en la primera etapa, pero tras el descanso vino el show de Mbappé.

En menos de 15 minutos aplastó al Lyon, que tuvo opciones incluso de empatar el partido, pero Giuanluigi Buffon estuvo ahí para evitarlo.

A los 61’, 66’, 69’ y 74’, el joven futbolista de 19 años y elegido el jugador revelación del Mundial Rusia 2018, sentenció el 5-0 sobre el Olimpique de Lyon y alargó su distancia en la punta de la Liga 1, con 27 puntos; 8 más que el Lille.