Cruz Azul gasto 4.5 mdd en siete goles

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Una vez más Cruz Azul decepcionó a sus aficionados y por segundo torneo consecutivo no logró entrar a la liguilla. El ansiado título de liga tendrá que esperar, al menos, hasta diciembre próximo, cuando se cumplan los 18 años sin ser campeones.

El anterior torneo Luis Fernando Tena tuvo su peor paso al frente de los cementeros. En ese Apertura 2014 sólo ganó en cinco encuentros por seis empates y seis derrotas; y tras lo que consiguió en el Clausura 2014, en el que había sido líder, se encendieron las alarmas de renovación.

Pero todo indica que el principal error fue la millonaria inversión, pues la directiva celeste se gastó 4.5 millones de dólares sólo para este torneo con la llegada de tres refuerzos extranjeros, destacando Roque Santa Cruz y sus 2.2 millones de dólares, un precio demasiado alto para el nivel que mostró el paraguayo.

Además trajeron al colombiano Carlos Lizarazo por 1.5 millones de dólares, pero el cafetalero no participó un solo minuto en el Clausura 2015. El tercer mosquetero fue el brasileño Alemao, el de más bajo perfil de los tres con un costo de 800 mil dólares para la Máquina. Este trío sólo sumó siete goles, es decir que cada gol les costó arriba de 642 mil dólares.

Para este torneo el cuadro cementero tuvo una estrepitosa caída. Luego de empezar con una racha de seis partidos invicto (cuatro victorias y dos empates), cayó en picada con seis derrotas, dos empates y tres victorias. Números que lo dejaron fuera de la fiesta grande.

Este nuevo tropiezo se sumó a la lista de fracasos cementeros. Desde finales de los años 70, su década dorada, Cruz Azul no ha vuelto a consolidarse como un ganador de campeonatos.

Fue en la temporada 1979-80, cuando la Máquina ganó su séptimo título de liga, que se puso punto final a la grandeza del equipo para pasar a una etapa de sufrimiento que sólo se tranquilizó a finales de 1997 en León. Un título de liga en 35 años.

Tras esa última estrella bordada en el escudo del equipo, el último logro fue el campeonato de Copa MX que obtuvó en Cancún, ante el Atlante, bajo el mando de Guillermo Vázquez en el torneo Clausura 2013. Un trofeo que solamente sirvió para medir lo hambrienta de triunfo que estaba la afición celeste.

Y Pumas, en problemas de descenso

Otro equipo de los llamados grandes que está alejado de lo que representa en la historia del futbol mexicano es el de Pumas, que tampoco logró entrar a la liguilla y lo peor es que para la próxima temporada estará sumergido en la lucha por no descender.

Lo anterior debido a las malas temporadas que ha tenido desde que llegó Jorge Borja al frente del patronato del equipo. Durante esta gestión han pasado seis torneos y sólo tres liguillas.

No es la primera vez que le pasa a los del Pedregal, en mayo de 2006 tomó las riendas Ricardo Ferretti para rescatar a la institución auriazul que se hundía y la gestión del Tuca culminó con un título de liga ante Pachuca en el Clausura 2009.