El Diablo sigue sin ganar

El Diablo sigue sin ganar
Por:
  • larazon

Por Mauricio Alvarado

La falta de compromiso del Diablo en el infierno y la falta de contundencia de Monterrey sólo podían resultar en un insípido empate en el Nemesio Díez, en el que los errores del árbitro central, José Alfredo Peñaloza, fueron los principales protagonistas.

José Manuel de la Torre y su conjunto escarlata siguen sin encontrar el camino de la victoria. Simplemente no pueden ganar en el Bicentenario, pero aún más alarmante: no pueden generar el futbol que hace unos meses los etiquetaban como uno de los equipos más sólidos del futbol nacional.

La casa de los Diablos ya no pesa, ya no es ese inmueble que intimidaba a sus visitantes. Ayer los Rayados se metieron al infierno con un enorme extintor y apagaron el futbol de los locales; y aunque en la primera parte no generaron muchas jugadas de peligro, sí fueron los que se apropiaron del balón, y fue una pifia del Alfredo Peñaloza lo que le permitió respirar al Toluca. Sobre el 27’ en jugada de tiro de esquina, el arquero de los rojos, Alfredo Talavera, jaló en el área chica a Aldo De Nigris ante la mirada complaciente del central, que decidió no marcar la pena máxima.

Una jugada después, en el contragolpe, Luis Pérez tapó con la mano el servicio de Antonio Naelson, en el que el asistente Cristos Torrentera le señaló la infracción a Peñaloza, que sin dudar determinó el penalti, el cual fue convertido sin problemas por el mismo Sinha.

Para el complementario los regios no bajaron los brazos y en la misma tónica dominante intentaron igualar sin mucha suerte, pero Peñaloza, una vez más, hizo su aparición y en una falta muy cuestionable sobre Darío Carreño señaló otra pena máxima, dando la sensación de que compensaba su error del primer tiempo. Lucho Pérez se encargó de cobrar, pero su derechazo se fue por un lado y parecía que Toluca se llevaría el triunfo, pero la fortuna y el error de Talavera, quien se adelantó, le permitió a Pérez repetir el tiro de castigo. En su segundo intento sí concretó.

El encuentro culminó empatado. La afición escarlata abucheó a su equipo, que no tiene pies ni cabeza en la presente campaña.

Mancilla, el mejor anotador

El atacante chileno de los Diablos, Héctor Raúl Mancilla, recibió el Botín de Oro de América, otorgado por la publicación española, Don Balón, en el empate que protagonizó su equipo con Monterrey, en el cual el delantero no pudo participar por una lesión en la pantorrilla derecha. Mancilla, fue galardonado por su actuación como campeón de goleo del Clausura 2009, con 14 goles y subcampeón en el Apertura con 13, siendo el romperredes número 15 en el mundo.

Toluca, con la pólvora mojada

Desde que se instauraron los torneos cortos, nunca el equipo escarlata había metido menos de cuatro goles en las primeras cuatro jornadas.

fdm