Jueves 9.07.2020 - 08:12

El Futbol-verdad

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Sigue la TRI-NO-VELA

No se puede vivir radicalizándolo todo. Carlos Vela lleva rato causando discusiones extensas e inútiles. Los rencorosos le cuentan las veces que le dijo no a la selección como si de ofensas a la madre se tratara; sus admiradores, en cambio, siguen afirmando que todo se trata de un “complot mediático” en contra del pobre muchacho. Para unos es un villano que no merece volver a ser tratado con decencia; para otros una inocente víctima de los prejuicios de algunos periodistas. La verdad, como casi siempre, vive a mitad de camino.

Y el muchacho, que no suele ser muy comunicativo con la prensa o no ha mostrado ser hábil para darse a entender, sigue haciendo las cosas maravillosamente bien en el campo de juego. Apegados a lo que realiza constantemente con la Real Sociedad no hay manera de discutir su calidad y comprender como lógico un posible llamado al Tri.

Otra cosa es que con el de Cancún en el campo los objetivos de la selección mexicana vayan a ser diferentes. Si bien su calidad fortalecería al equipo de Miguel Herrera tampoco su presencia será suficiente para que las perspectivas de un Mundial apenas decoroso para el Tri.

No veo mal que Ricardo Peláez y Miguel Herrera sigan pensando en “rescatar” la relación con Vela para que éste deje de declinar convocatorias y pueda estar disponible para Brasil 2014. Lo que ya cansa, siendo un profundo admirador de su forma de jugar, es que el propio futbolista no hable claro ni en un sentido ni en otro. Esa indefinición es caldo de cultivo para que todo se radicalice y su posible llamado genere tanto divisionismo y encono.

Soy un convenido de que la mayoría de los futbolistas mexicanos que están en Europa deben ser llamados. Tienen calidad de sobra, más allá de que a muchos de ellos se les ha cargado la mano por el penoso trayecto en la eliminatoria mundialista. Ciertamente algunos de ellos no son titulares, pero sin duda lo serían en cualquier equipo mexicano.

A favor de ellos juega el hecho de que esta vez —pese a que era mucho más necesario que en otros Mundiales— la FMF no haya programado una concentración larga con los seleccionados de la liga local. Es decir los convocados del futbol doméstico van a tener casi los mismos días de trabajo que los que están en Europa.

No tengo duda de que México, pese al poco tiempo de trabajo, con jugadores como Vela, Giovani, Chicharito, Moreno, Aquino, así como los Peralta, Peña, Montes y Márquez, puede armar un equipo medianamente competitivo, al menos para superar la primera ronda e igualar lo realizado en los anteriores cinco mundiales.