El momento ideal para explotar sus ofensivas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Por Mauricio Alvarado

mauricio.alvarado.razon@gmail.com

A un día del cuarto choque mundialista entre Brasil y Holanda por los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica, Johan Cruyff le puso un poco de sabor al duelo y se encargó de calentar el previo, al asegurar que el equipo de Dunga es defensivo y una vergüenza.

“Nunca pagaría una entrada para ver a esta selección brasileña, tiene jugadores de talento, pero que juegan de forma muy defensiva. Es una vergüenza para los aficionados y para el torneo”, apuntó.

El estadio Nelson Mandela tendrá la fortuna de albergar dicho partido entre el equipo con más triunfos del torneo: Brasil y el conjunto que históricamente ha desplegado el mejor futbol desde Alemania 74, pero que siempre se ha quedado en el camino: Holanda.

En el duelo de estrategias, Bert van Marwijk le lleva ventaja a Dunga. Con lo mínimo, el cuadro tulipán llegó a cuartos venciendo a Dinamarca, Japón y Camerún en la fase de grupos y a Eslovaquia en octavos, pero la verticalidad de los holandeses no se ha podido apreciar en plenitud; necesitan que su ataque comandado por Robben genere mayor peligro, la solución: adelantar más a Wesley Sneijder para acompañar a Van Persie.

Por su parte Dunga sigue sin ofrecer un planteamiento que agrade, se ha encargado de quitarle la espectacularidad característica a los cariocas, y aunque no ha tenido problemas para derrotar a sus contrincantes (venció a Norcorea 2-1, 3-1 a Costa de Marfil, empató a cero con Portugal y venció 3-0 a Chile en octavos) el sitema del timonel es muy defensivo, pero al tener a la plantilla más completa sus figuras le resuelven los problemas.

Las desventajas para el Scratch son las lesiones y las tarjetas. Elano, quien estaba teniendo una destacada participación en el Mundial se perderá el duelo por un esguince con edema óseo, además Felipe Melo y Julio Baptista también podrían significar ausencias por lesión.

El medio campo de la verdeamarelha será el más mermado, tampoco contará con Ramires, suspendido por acumulación de tarjetas, y las amonestaciones de Kaká, Luis Fabiano y Juan, en el reciente triunfo sobre Chile, también preocupan a Dunga.