El Tri golea a Corea del Sur; Alan Pulido se luce con triplete

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Notimex

México destrozó a Corea del Sur e inició el año mundialista con un triunfo que dará un golpe anímico al proceso de Miguel Herrera. Con una actuación destacada de Alan Pulido, quien se estrenó en el Tri con un triplete y de Oribe Peralta, quien sigue siendo la figura, la selección mexicana venció 4-0 a los Tigres asiáticos en duelo celebrado en el Alamodome de San Antonio, Texas.

A pesar de asistir a este enfrentamiento únicamente con elementos de la liga de su país, debido a que no fue fecha FIFA, los coreanos pusieron en aprietos al equipo de Herrera en los primeros minutos del encuentro. La velocidad y asfixiante presión de los orientales fueron demasiado para los centrales Márquez, Rodríguez y Reyes que sufrieron con cada embate de Lee Keun-Ho y de Kim Tae-Hwan. No obstante, la primera de peligro estuvo del lado mexicano. Al minuto 12, Conejito Brizuela tejió una vistosa jugada individual, dejó atrás a Park Jong-Woo y sacó tiro centro que Peralta no pudo definir.

Tras la oportunidad, México se perdió, sobre todo a la hora de marcar.

Sucumbió ante la verticalidad coreana y de no ser por el arquero Alfredo Talavera y los yerros del ataque rival se hubiera visto en desventaja. Talavera contuvo un disparo de Lee Keun-Hoo al 16’ y Kang Min-Soo desperdició un cabezazo al 24’.

Un contragolpe hizo despertar a los verdes y les permitió tomar la ventaja. Al minuto 37 Güllit Peña prolongó un balón para Miguel Ángel Ponce a la banda izquierda; el de los Diablos controló, levantó la cabeza y sirvió a media altura a la posición de Oribe Peralta, quien ocupó su cuerpo para sacarse de encima a Kang Min-Soo, para luego definir de derecha. Sin duda el Cepillo sigue siendo el referente del Tri, pues suma cinco partidos consecutivos anotando con la casaca azteca y llegó a 15 tantos con la mayor.

Sobre la compensación del primer lapso cayó el 2-0 para México en jugada de táctica fija en la que Carlos Peña habilitó a Alan Pulido para que se estrenara como goleador tricolor.

Como era de esperarse en la parte complementaria el accionar del Tri se descompuso. Herrera necesitaba probar al resto de los jugadores jóvenes que convocó y realizó seis movimientos. Se perdió circulación y precisión al momento de transitar el esférico; el encuentro se volvió lento, sin opciones qué destacar. Los coreanos contribuyeron, ya que no pudieron recuperarse de los dos goles.

La goleada mexicana se dio en la recta final y con la única jugada para destacar en el segundo tiempo. Con derroche individual el Conejito penetró la zaga coreana, llegó a línea de fondo y le puso medio gol a Pulido, quien no desaprovechó. Alan tuvo una noche de ensueño y consumó un triplete tras un disparo de Montes y una falla de De Nigris, para sellar la pizarra y una gran actuación.

A Miguel Herrera sólo le servirán los primeros 45 minutos de este cotejo para hacer su análisis: su equipo supo sacudirse la presión de su oponente, contener la dinámica y velocidad de los asiáticos y logró una goleada que será, sin duda, un golpe anímico rumbo al últimos pasos rumbo a Brasil.