En Navidad se juega el título entre el América y los Tigres

En Navidad se juega el título  entre el América y los Tigres
Por:
  • la_razon_online

Por primera vez en la historia de las Liguillas del futbol mexicano, la Final de Vuelta se celebrará en Navidad. El próximo 25 de diciembre en el Estadio Universitario de Monterrey se disputará el duelo definitivo por el título del Apertura 2016, luego de que el América cumpla con su participación en el Mundial de Clubes, que se realizará en Japón del 8 al 18 de diciembre.

Con el triunfo sobre Necaxa por 2-0 (3-1 en el global), las Águilas se convirtieron en el equipo con más Finales en el balompié nacional, ya que será su decimosexta serie por el campeonato; en las 15 anteriores que ha disputado, se llevó los 12 títulos que lo tienen como el club más ganador en nuestro balompié.

Tras el empate 1-1 en la Ida, el gol que le hacía falta al Necaxa no parecía apremiarles. Miguel Samudio tuvo un buen chance de abrir el marcador, tras un pase largo de Darwin Quintero que lo hubiese dejado solo frente al portero, en caso de controlar el esférico, pero no fue así, y la oportunidad murió en un saque de meta.

La velocidad del colombiano Quintero y la inteligencia de Oribe Peralta hacían de los locales la oncena más peligrosa sobre la cancha, con mayor posesión de la pelota y con ésta, más cerca de la portería rival.

Brayan Beckeles se había manifestado como el jugador con más inseguridad por el lado derecho de los hidrocálidos, pero fue el mismo hondureño quien encontró la primera jugada de peligro para los visitantes, al colarse hasta línea de fondo por la derecha y sacar un centro que la defensa terminó por ahogar.

Minutos después, Luis Gallegos sacó un tiro de media distancia que el portero Moisés Muñoz mandó a tiro de esquina y ahí llegó la jugada más peligrosa de la primera mitad: un remate de cabeza de Fabián Espíndola, que se estrelló en el poste y, en el contrarremate, Beckeles no logró empujar el esférico al fondo de la red.

Para el segundo tiempo, los necaxistas se volcaron en busca del tanto que les diera la clasificación. Los primeros minutos del complemento fueron los mejores momentos de los pupilos de Poncho Sosa, quienes incluso pusieron peligro sobre la portería de Moi Muñoz convirtiéndolo en figura.

Entonces el estratega azulcrema, Ricardo La Volpe, reaccionó y mandó a la cancha a Osvaldo Martínez por Silvio Romero, y con mayor equilibrio en medio campo, las Águilas resolvieron la eliminatoria.

Un balón que aguantó el Cepillo Peralta antes de ceder a Renato Ibarra, terminó con una definición de William de zurda ante la salida del cancerbero Marcelo Barovero para el 1-0.

Todavía los Rayos tuvieron la oportunidad de acercarse en el marcador en una media vuelta de Jesús Isijara que tapó Muñoz con el pie.

Con gol del mismo Peralta, quien resolvió al ángulo derecho de Barovero tras un pase filtrado, sentenció el histórico hecho de esperar al equipo que representará a México en el Mundial de Clubes para conocer al campeón.