Viernes 23.10.2020 - 03:37

Goleada amarga del Tri sobre Fiji

Goleada amarga del Tri sobre Fiji
Por:

El 5-1 en realidad supo a poco. Era una victoria más que programada desde el sorteo, tres puntos que se dieron por descontados en un grupo que, en realidad, era una pelea de tres, contra Alemania y Corea del Sur.

Pero México tuvo 45 minutos de pesadilla, ineficaces, con fallas de los hombres de experiencia, lesiones de jugadores clave y un gol en contra al descanso. Contra Fiji, un país que, en categoría mayor, ocupa el lugar 187 del ranking de la FIFA.

Apenas al minuto 11, un descuido en el medio campo provocó un centro que parecía inofensivo por izquierda, que terminó en desastre por una apresurada salida de Alfredo Talavera y la displicencia de Carlos Salcedo para hacer el rechace, además del remate de cabeza desde la media luna del capitán Roy Krishna hacia las redes.

Aunque dominó, el Tri perdió la brújula en el campo enemigo. Además, al 34’, Rodolfo Pizarro disputó un balón en el centro del campo y se llevó un fuerte golpe en el tobillo, por el que tuvo que ser sustituido. El diagnóstico fue de fractura de peroné, por lo que se acabaron los Olímpicos para el jugador de Pachuca.

Además, un choque entre Oribe Peralta y el portero oceánico le provocó fractura en el tabique nasal al delantero, que fue detectado después de terminar el encuentro.

El 1-0 en contra al descanso entre el campeón defensor y el equipo de más pobre nivel en el torneo fue una utopía confirmada pocos minutos después.

Del vestidor salieron los ajustes que convirtieron el resultado en algo, al menos, decoroso. El ingreso de Alfonso González en lugar del inoperante Hirving Lozano le cambió la cara a los del Potro. En sólo 28 minutos, Erick Gutiérrez se convirtió en el primer jugador mexicano en marcar cuatro goles en un partido olímpico, para darle rumbo al guión previsto.

Apenas un par de minutos después de la reanudación, Carlos Cisneros, el reemplazo de Pizarro, alcanzó un balón en línea de fondo y centró retrasado para Gutiérrez, quien paró el balón y fusiló de derecha.

Más tarde, Oribe Peralta tomó un balón de espaldas afuera del área y lo tocó a la incorporación de Gutiérrez, cuyo disparo no pudo ser desviado por completo por el portero Simione Tamanisau.

El tercero llegó cuando Carlos Cisneros tomó un pase filtrado en el callejón derecho del área y centró raso a la llegada de Gutiérrez, quien sólo empujó para completar su hat-trick.

El cuarto fue producto de un tiro de esquina que remató de cabeza Peralta, el balón quedó en el área chica, donde Carlos Salcedo lo empujó apenas lo suficiente para que rebasara la línea. Ya era goleada y las aguas parecían volver a su cauce.

Para terminar la obra, un envalentonado Gutiérrez recibió un pase con ventaja a la entrada del área y, de un bote, lo cuchareó ante la salida de Tamanisau.

El Tri queda obligado a vencer a Corea del Sur para evitarse complicaciones. En caso de no lograrlo, su pase quedará a la espera del resultado entre Alemania y Fiji. El duelo del próximo miércoles, en Brasilia, reunirá al país que ganó el oro en Londres 2012, disminuido, y al que logró el bronce.

Oribe y Pizarro, reemplazados por Carlos Fierro y Raúl López

La goleada ante Fiji le salió muy cara a la Selección Mexicana.

Por el golpe que recibió al 34’, Rodolfo Pizarro sufrió fractura de peroné.

En tanto, Oribe Peralta tuvo una fractura en el tabique nasal. Ambos jugadores regresarán a México.

Pizarro chocó con el defensa Anish Khem en disputa por un balón dividido. El volante salió por su propio pie, pero no pudo continuar en el partido.

Al terminar, se presumió que era esguince de segundo grado, sin embargo, el diagnóstico final fue revelado horas después.

En tanto, Peralta tuvo un choque con el portero de Fiji, sin embargo, continuó jugando.

Por reglamento, México debió inscribir a cuatro jugadores como reserva, que no fueron dados a conocer junto con la lista.

Anoche se confirmó que Raúl López y Carlos Fierro son los reemplazos de Peralta y Pizarro, elementos que eran inamovibles para el Potro.