Imponen paternidad celeste sobre Pumas

Imponen paternidad celeste sobre Pumas
Por:

Por Mauricio Alvarado

Cruz Azul obtuvo su primeros tres puntos del Apertura 2009 luego de vencer por contundente 3-0 a los Pumas de la UNAM y mantuvo su “paternidad” sobre el cuadro del Pedregal, al alargar la racha celeste en Ciudad

Universitaria de siete triunfos al hilo en Liga. La nueva derrota de los pupilos de Ricardo Ferretti envió a su equipo al último lugar general.

Un inverosímil autogol del paraguayo, Darío Verón, y los tantos conseguidos por Christian Riveros y Emmanuel Villa, le permitieron al equipo cementero salir airoso, con goleada incluída.

Los felinos no saben cómo ganarle a la Máquina en su propia casa y CU se ha convertido en la segunda residencia de los azules. A los 40’, Pumas tuvo la más clara para su causa. Un servicio de Efraín Juárez dejó sin marca a Jehu Chiapas, pero desaprovechó la oportunidad.

Cuando parecía que se irían a los vestidores con el empate a cero, Verón cometió uno de esos errores para la historia. Corona despejó largo, el balón votó a las afueras del área universitaria y le entregó la esférica a Sergio Bernal, quien también salía por el balón. El zaguero cabeceó clareando a su arquero y le regaló el primer tanto a los azules.

No le costó mucho a La Máquina aumentar su ventaja. Jaime Lozano cobró un tiro libre hacia el área felina y Christian Riveros desvió el balón cerca de la meta de Bernal para el 2-0.

Gerardo Torrado condujo hasta la línea de fondo y sacó diagonal para Emmanuel Villa, que remató a la salida de Bernal, quien atajó, pero el rebote le quedó al “Tito”, que en su segunda oportunidad no perdonó, estrenándose con La Máquina para cerrar la goleada.

asc