La estrella de los Dodgers se lesiona por segunda vez

La estrella de los Dodgers se lesiona por segunda vez
Por:

Como si se tratara de la saga de la película de terror Sé lo que hicieron el verano pasado, el as de la rotación de pitcheo de los Dodgers de Los Ángeles, Clayton Kershaw, se lesionó por segundo seguido la espalda justamente en el mismo periodo que en 2016 por lo que estuvo dos meses fuera el año pasado y se prevé que en 2017 regrese a la lista de lesionados de las Grandes Ligas por un lapso entre cuatro y seis semanas según información del escritor deportivo americano Ken Rosental.

Aunque el conjunto californiano no lo ha confirmado, pero se estima se pronuncien al respecto, después de que el pitcher sea examinado por el médico Robert Watkins, especialista en el tratamiento de las lesiones de espalada, informó el propio Rosental.

La evaluación de Kershaw por el doctor se estima el mimo domingo en la noche, sin embargo el manager de los Dodgers, Dave Roberts, asegura que será enviado al listado de jugadores incapacitados de Las Mayores por 10 días, aunque no quiso estimar acerca de la magnitud de la lesión ni del tiempo que estará fuera.

“No hubo ningún pinchazo hasta la pierna ni lo que sintió el año pasado, por lo que es alentador. Hasta donde sé, es algo más muscular, por lo que esa agudeza que sintió el año pasado no es lo que sintió hoy. Los estudios podrían decir otra cosa”, comentó Roberts.

El lanzador sólo pudo tirar dos actos en su salida del domingo pasado antes los Bravos de Atlanta, debido a una rigidez en la parte baja de su zona lumbar. En 2016 la lesión fue una hernia en uno de sus discos de la espalda.

Kershaw mencionó que se lastimó mientras calentaba antes del segundo capítulo, después de sacar por la vía musical de un, dos, tres a los bateadores que enfrentó en el primer episodio con sólo ocho pitcheos.

“Simplemente sentí algo en mi espalda que no era normal. He realizado incontables horas de mantenimiento y rehabilitación de espalda y todo sólo tratando de mantenerme sano, y me sentía realmente bien hasta este punto, por lo que definitivamente siento un poco de frustración”, dijo un adolorido y frustrado Kershaw.

La molestia hace que los Dodgers se queden sin su mejor pitcher, quien esta temporada tienen récord de 15 ganados y tan sólo dos perdidos, con un porcentaje de carreras limpias permitidas de 2.04.