Los dos equipos mas populares de Mexico padecen severa crisis

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos Mexsport

No fue el gol de Fabio Santos, tampoco la derrota ante Cruz Azul ni mucho menos debutar en su estadio con un revés y sumar su segunda derrota en el torneo; la verdadera preocupación de Chivas, como desde hace un año, es el descenso.

En estos momentos el Rebaño es el último lugar de la tabla de cocientes, su juego sigue siendo pobre en desempeño y espíritu, y no se ve que vaya a mejorar. Aún es la jornada dos, pero por méritos deportivos y el corazón mostrado en la cancha, el Guadalajara ya parece equipo de la división de ascenso.

La falta de convicción evitó que La Máquina consiguiera una victoria más contundente, sin embargo, una oportunidad le bastó para exhibir al conjunto rojiblanco y sumar sus primeras tres unidades en el campeonato.

Para salvarse, el equipo dirigido por Chepo de la Torre debe ganar y para hacerlo debe anotar goles, algo que se ve muy complicado debido a su inoperante ofensiva, que más allá de fallarlas ni siquiera genera jugadas de peligro.

Luego de la pésima demostración que dieron en su debut ante Morelia, el cuadro celeste ofreció una significativa mejoría, motivada también por la falta de capacidad de su rival para jugarle de tú a tú y equilibrar la balanza.

Cruz Azul no fue brillante, pero sí genero las ocasiones suficientes que le habrían permitido irse al descanso con una clara ventaja, con el Chaco Giménez como su mejor hombre de medio campo al frente.

Chepo necesitaba un revulsivo en su equipo y lo buscó en el segundo tiempo, con los ingresos de José Ramírez y Ángel Reyna, pero este último demostró que es de las peores contrataciones del club tapatío en la historia.

El tanto azul se originó en el cobro en corto de un tiro de esquina, que el argentino Ariel Rojas, quien tenía minutos en la cancha, metió por izquierda un centro al área donde el brasileño Fabio Santos, sin marca alguna, se levantó para conectar un frentazo sólido al minuto 67.

Chivas fue incapaz de levantarse de este gol en contra, nunca tuvo los argumentos futbolísticos para merecer el empate, y pese a ello en la última jugada Omar Bravo tuvo el gol, pero definió desastrosamente.

El único consuelo para el Rebaño es que, mientras ellos comienzan a sentir las llamas del descenso, su archirrival América registró su peor inicio en los últimos 18 años y ahora ocupa el sótano de la tabla.

Las Águilas, que desde el Invierno 1997 no arrancaban la Liga MX con dos derrotas, perdieron 4-2 contra Puebla en la Jornada 1 y este sábado sumaron un nuevo descalabro al caer 1-3 contra Atlas.

Nacho Ambriz ya hizo historia, pues igualó la mala marcha de Jorge Solari, quien encaminó a las huestes amarillas a dos caídas en fila, la primera frente a León (3-2) y la segunda ante Veracruz (1-0).