Meliton le obsequia el boleto a los Gallos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Mexsport

En los peores momentos de su carrera llegaron los errores de Melitón Hernández portero del Veracruz. Dos fallas gigantes hundieron a los Tiburones.

El Querétaro avanzó a las semifinales del Clausura 2015 al empatar 2-2 con Veracruz y dejó el global 4-3 para alcanzar su pase. El equipo dirigido por Víctor Manuel Vucetich se paró con mucha personalidad en el campo y supo aprovechar los errores del rival y contener las agresiones en zona defensiva.

Con goles cariocas fue como el gallo cantó en el puerto, William da Silva y Ronaldinho bailaron samba en pasto jarocho, mientras que Edgar Andrade y Julio Furch hicieron lo propio para la casa.

El primer tanto del juego llegó a los 16 minutos cuando William da Silva sacó un disparo que fue desviado por Leiton Jiménez. Melitón ya se había lanzado y aunque reaccionó el exceso de confianza provocó que el balón se le colara.

Pese a la desventaja inicial, la afición jarocha no se quedó con las ganas de festejar un gol, pues de los pies de Edgar Andrade salió el disparo en tiro libre al 59’ que fue desviado por Yasser Corona para que el esférico se incrustara en las redes para el 1-1 momentáneo.

Carlos Reinoso mando al campo a Oscar Vera, quien desequilibró a favor de los escualos que así recuperaron peligrosidad, tanto que al 77’ le fue anulado un gol a Furch por fuera de lugar justo cuando el argentino se había reencontrado con el gol.

Minutos después, Melitón clavó el último clavo de la tumba escuala, Ronaldinho cobró un tiro libre con dirección a portería, pero a manera de centro frontal el arquero falló al desviar la de gajos hacia su puerta, lo que significó el segundo tanto de los Gallos.

A un minuto del final, Furch logró desquitarse con un remate de cabeza con un centro por izquierda y cerrar el marcador 2-2, insuficiente para clasificar a semifinales.

Violencia también en el puerto

El día de ayer perdió el futbol y ganó la violencia en los diferentes escenarios dónde se jugaron los cuartos de final de la liguilla.

Primero en Guadalajara y posteriormente en el estadio Luis Pirata Fuente, donde un buen número de aficionados del Querétaro se enfrascó en una gresca con la policía durante unos 10 minutos; por fortuna, esto no repercutió en el campo, pero sí llenó de miedo a las familias y a los verdaderos aficionados.

El resultado fue de un lesionado que cayó sobre los escalones de las gradas y tuvo que ser atendido por los paramédicos. Hasta el cierre de esta edición no existió más reporte.

Por otra parte, el Querétaro, a través de Twitter, se quejó que no servía el aire acondicionado en el vestidor visitante. Al respecto, el DT de Veracruz, Carlos Reinoso, no tiene buena reputación debido a incidentes pasados.