• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Carlos Girón, un salto al cielo olímpico
Muere de una infección pulmonar. Ilustración: Ismael F. Mira

El deporte mexicano está de luto. El medallista olímpico en Moscú 1980, Carlos Girón, falleció a los 65 años de edad a causa de una infección pulmonar que se le complicó por una bacteria que entró a su cuerpo.

El originario de Mexicali, Baja California, quien comparaba los clavados con poder volar, se encuentra entre la élite del deporte mexicano, ya que no sólo consiguió el segundo lugar en un certamen veraniego, si no que también se convirtió en el primer atleta en ganar el Premio Nacional del Deporte (PND) y fue uno de los pioneros para que los clavados mexicanos fueran potencia a nivel mundial.

Te puede interesar: Revelan foto de “La Parka” sin máscara y se hace viral

Una de las frases que más escuchó durante su infancia fue la de “hey, boy, one coin to the water”, ya que un hecho que marcó la vida del bajacaliforniano fue mientras vivió en Acapulco, pues con tan sólo 10 años de edad se aventaba desde la Quebrada con sus amigos para recoger las monedas que los visitantes lanzaban al mar; eso le ayudaba, pues en dicho momento su madre pasaba por problemas ecónomicos.

“Tragué cantidades industriales de agua salada, me hundí cientos de veces en el bravío oleaje del puerto, pero lo hice: aprendí a nadar. Porque sólo así podía estar con mis amigos, de vagos, cuando salíamos de la escuela. Pero nadar no me atraía; lo que más me gustaba era tirarme del trampolín, de las rocas, del malecón”, declaró en su momento.

Girón participó en cuatro Juegos Olímpicos, en el primero al que asistió fue en el de Múnich 1972, posteriormente en Montreal 1976 y en Los Ángeles 1984, pero en Moscú 1980 fue donde se bañó de plata en el trampolín de 3 metros, convirtiéndose en el azteca con mejor nivel en el certamen, pues sólo se consiguieron cuatro metales y los restantes tres fueron de bronce en la modalidad de equitación.

La cita tuvo grandes contendientes; el local Alexander Portnov, el italiano Giorgio Cagnotto y el alemán Falk Hoffman.

La polémica apareció cuando los jueces decidieron darle otra oportunidad al competidor ruso, pues según se había escuchado mucho ruido y el deportista europeo se distrajo, y con dicha decisión ganó el oro y dejó al mexicano con la plata.

Ese suceso marcó al de Mexicali y pasó a la historia del olimpismo mexicano. Formó parte de una generación dorada de clavadistas entre los que destacan Jesús Mena y Fernando Platas y fue entrenado por Jorge Rueda, quien se encargó de pulir al que él decía que era un “diamante”.

En exclusiva para La Razón Daniel Aceves Villagrán, medallista en lucha grecorromana en Los Ángeles 1984, habló sobre la importancia de Girón en el ámbito deportivo y como servidor social.

“Sin duda alguna la comunidad deportiva mexicana se estremece siempre que un ícono nacional quien fuera subcampeón olímpico, cuatro veces participante olímpico y que también escribiera su nombre como primer Premio Nacional del Deporte hubiese perdido la vida. Su legado es trascendental, fue multifácetico durante sus años de vida. Nos solidarizamos con su familia y con la comunidad deportiva nacional”, dijo.

El Comité Olímpico Mexicano (COM) también dio la lamentable noticia del fallecimiento del exatleta por medio de su cuenta oficial de Twitter.

“La #FamiliaOlímpica mexicana lamenta profundamente la pérdida de uno de sus miembros distinguidos, el medallista en Moscú 1980 #CarlosGirón, confirmó en este momento su esposa Silviana. Nuestras sentidas condolencias a Silviana y sus hijos en este dífícil momento. QEPD”, se puede leer.

El Doctor Daniel Aceves reconoció que antes de que fuera internado en el Centro Médico La Raza, del IMSS, el pasado 20 de diciembre por una neumonía, la salud del clavadista no estaba tan grave.

“Había esperanzas de que conservara la vida, ya que antes de estas instancias lucía fuerte, estable y vigoroso. Tuvimos diversos viajes como deportistas y en el trabajo social. Siempre fue un gran conversador, un entregado al tema del deporte y su profesión la odontología. En varias ocasiones encontramos fórmulas de participación por parte de la medicina”, destacó el exluchador.

Por medio de las redes sociales, Carlo Girón, hijo del exdeportista, agradeció las muestras de cariño.

“Con mucha pena, queremos comunicar a todas y cada una de las personas que fueron parte importante en la vida de mi papá, que el día de hoy (ayer) ha dejado de estar entre nosotros para pasar a la inmortalidad. Gracias a todos por sus oraciones y buenos deseos”.