Oribe Peralta batalla contra la legion extranjera

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Desde hace más de dos años, Oribe Peralta es el único delantero que saca la cabeza por los mexicanos en una Liga MX, en la que claramente predominan los jugadores extranjeros como los amos rompe redes en el futbol mexicano.

En los últimos cuatro torneos, y prácticamente en el actual Clausura 2015, el Cepillo es el primer atacante con sangre azteca en aparecer en la lista de los máximos artilleros de la competencia.

Con los cuartos de final concluidos y su equipo eliminado, el delantero sumó seis goles, sólo superado por Marco Fabián y su mágica tarde de domingo (7 tantos); de esta manera, Oribe confirma ser el delantero mexicano más rentable para la Liga MX.

Esta inercia del originario de Torreón comenzó en el Clausura 2013, cuando el campeón de goleo fue Christian Benítez, pero el Cepillo Peralta, quien todavía militaba para el Santos, fue el primer atacante mexicano en aparecer en la lista de goleadores de aquel año, junto con Raúl Jiménez del América, ambos con ocho tantos en la sexta posición.

Al torneo siguiente, el Apertura 2013, el delantero de los dos goles en la final de Londres 2012, salió en defensa de sus raíces nuevamente en la liga local e hizo nueve goles para colocarse en el cuarto lugar de una tabla de goleo que lideró el paraguayo Pablo Velázquez, seguido de Mauro Boselli (argentino del León) y el chileno, Humberto Suazo.

Para el Clausura 2014, en lo que fue su último torneo con el conjunto lagunero, Oribe Peralta volvió a levantar la mano y finalizó como el tercer mejor goleador de ese curso, con ocho goles a su favor, sólo detrás de Martín Bravo (9 goles) y de Enner Valencia, quien entonces fue campeón de goleo con 12 tantos.

Ya entre las filas del América, en el Apertura 2014, el atacante no reculó por haberse ido a las Águilas y continuó su rol como el delantero mexicano con más goles en el certamen. El torneo, en cuanto a sus goles, fue dominado por Mauro Boselli y Camilo Sanvezzo, quienes terminaron como campeones de goleo con 12 tantos, seguidos por Dorlan Pabón de Monterrey y Darío Benedetto con nueve goles, además de Ariel Nahuelpán. El Cepillo hizo en aquel entonces nueve dianas.

Ahora en este Clausura 2015, Oribe Peralta ya no podrá sumar más anotaciones y tal vez le pase la estafeta a jugadores como los rojiblancos Marco Fabián y Omar Bravo, o el lagunero Néstor Calderón, que también piensan dar la cara por México en la liguilla.

click para ver gráfico