Pide Rommel no ocultarse tras directivos si triunfos no llegan

Pide Rommel no ocultarse tras  directivos si triunfos no llegan
Por:

Con diferentes sensaciones arribó a la Ciudad de México un contingente de atletas mexicanos que participaron en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016; entre ellos, cuatro de los cinco medallistas que tuvo la delegación en la justa veraniega.

Luego de más de una semana sin preseas olímpicas, los deportistas lograron una cosecha de cinco metales, de los cuales tres fueron de plata y dos de bronce.

La taekwondoín María del Rosario Espinoza, quien ganó plata, aseguró que no fue una tarea sencilla sino que tuvieron que redoblar esfuerzos. “Me costó mucho trabajo; fue un ciclo duro para mí, pero conseguí el logro y estoy orgullosa. No es nada fácil volver a iniciar (otro ciclo olímpico), no me quiero precipitar a un sí o un no (sobre continuar). Ya tomaré mi decisión, si mi mente y mi cuerpo quieren”, aseveró la sinaloense, quien ya tiene tres preseas en igual número de competencias olímpicas.

En contraste, Rommel Pacheco, quien quedó en séptimo lugar en trampolín individual de 3 metros, afirmó que los deportistas no deben esconderse detrás de los directivos cuando no llegan los buenos resultados.

“Cuando nos va bien, nadie pregunta por lo extradeportivo; pero cuando nos va mal, todos los deportistas dicen que faltaron cosas. Hay situaciones que uno no puede controlar; a veces el plan de las instituciones no sale como lo esperas, pero no debe haber justificación porque el apoyo ha sido fundamental y en competencia todos los problemas deben dejarse de lado”, dijo el clavadista.

En tanto Guadalupe González, plata en marcha de 20 kilómetros, secundó la idea de María y consideró que el camino para llegar a la presea fue difícil.

“Esta medalla representa mucho trabajo. Al principio había tenido caminos diferentes (practicar boxeo y atletismo en 400 metros planos) y no se me dio por cosas del destino. Luché en cada uno de ellos. Llego a la marcha como un proceso de rehabilitación (de la rodilla derecha) y lo tomo. Trabajé mucho para estar en forma para la competencia”, aseveró González.

Por su parte la clavadista Paola Espinosa, medallista en Beijing 2008 y Londres 2012, consideró que su cuarto lugar individual en Río 2016 fue buen resultado.

“No fue un fracaso. Di una muy buena competencia. Tienen ojos, la pudieron ver, no pueden llamarle fracaso. Estoy contenta porque hice una muy buena competencia”, indicó.

Germán Sánchez, plata en plataforma individual de 10 metros en Río, lamentó que algunos mexicanos no valoraran el esfuerzo de los atletas que integraron la delegación.

“Me daba tristeza que los mexicanos no valoraban lo que hicimos y lo que hacemos todos los días, porque a fin de cuentas todos tuvimos el mismo camino de preparación, todos sufrimos, todos lloramos”, detalló Sánchez al tiempo que Daniela Campuzano, de discreta participación en ciclismo de montaña (terminó en el lugar 16), aseguró: “nunca olvidaré que fui la abanderada”, en la ceremonia de apertura.