Jueves 24.09.2020 - 15:47

Por una cabeza, jinete veracruzano gana segundo derby

VIDEO: Reina de belleza transmite su muerte en vivo
Por:

Foto Especial

Maravilloso Mario volvió a hacerlo. El jinete mexicano y su potro I’ll Have Another están a un triunfo de conquistar la Triple Corona, luego de ganar la edición 137 del Preakness Stakes, de Baltimore, otra vez con un espectacular cierre en los últimos 100 metros.

El pasado 5 de mayo Gutiérrez, un jockey desconocido en el que nadie creía (las apuestas lo ponían 15-1), sorprendió a todos al ganar el Derby de Kentucky, derrotando al gran favorito, Bodemeister, con la monta de Mike Smith. El veracruzano arrancó 19, se colocó séptimo y en los últimos 100 metros consiguió el rebase y llegó a la meta con un cuerpo de ventaja.

La de Baltimore pareció una réplica de aquella hazaña. Con el estímulo de haber salido victorioso de Kentucky —la más prestigiosa de las tres carreras que conforman la Triple Corona— Mario Gutiérrez, usó la misma estrategia y le resultó.

Salió del casillero 9; en los primeros 100 metros se mantuvo con el grupo puntero; avanzada la carrera se colocó cuarto y ahí esperó; pasada la mitad de la competencia brincó al tercer sitio a Pretension; cuando faltaba un cuarto de milla comenzó la embestida. Apretó y fácilmente dejó atrás a Creative Cause, para luego lanzar todo el poder de la zancada de I’ll Have Another sobre Bodemeister; lo alcanzó y en los últimos metros le arrebató el triunfo por una cabeza con un crono de 1 minuto, 59 segundos y 94 centésimas.

“Hay que darle todo el crédito al caballo. Es maravilloso. Yo me limité a dejarlo correr por su instinto”, explicó Gutiérrez tras cruzar la meta. Es un gran potro y estoy muy feliz por él. Tiene una tremenda zancada”, dijo Mario Gutiérrez.

“Estoy emocionado, nervioso, no puedo describirlo. Dedico este triunfo a mi padre Jaime, que vive en Santa Anita (sur de California)”, agregó el jinete mexicano.

I’ll Have Another, potro pura sangre que costó 35 mil dólares, ya dio a ganar poco más de dos millones de dólares a su dueño, J. Paul Reddam, un ex profesor de filosofía de la Universidad Estatal de California, quien lució ilusionado, pero al mismo tiempo mesurado ante la posibilidad de conquistar la Triple Corona hípica. “Todo el día traté de tener pensamientos positivos, Nos vemos en Nueva York. No lo puedo imaginar. Sabemos que va a ser una locura, pero voy a tratar de mantener los pies en la tierra”, expresó Reddam.

Ha sido una año perfecto para Gutiérrez e I’ll Have Another, pues marchan invictos, al haber ganado las cuatro carreras que han disputado, dos en Santa Anita, el Derby de Kentucky y el Preakness Stakes. Su gran objetivo será en tres semanas, cuando disputen Belmont Stakes, en Nueva York, triunfo que los convertiría en la duodécima pareja en ganar la Triple Corona, y la primera en 34 años.