Domingo 17.01.2021 - 19:53

Putin busca inmunidad como senador vitalicio

Putin busca inmunidad como senador vitalicio
Por:

Después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, lanzara un paquete de reformas a la Constitución, con las que busca perpetuarse en el poder, el Parlamento de ese país, conocido como Duma, planteó una nueva enmienda a la Carta Magna, en la que se busca que los presidentes sean nombrados “senadores vitalicios”, después de que concluyan su mandato.

“Según la enmienda, los expresidentes pueden sentarse de manera vitalicia en el Consejo de la Federación, cuando hayan finalizado su mandato, o después del cese de sus funciones, en caso de dimisión”, detalló en un comunicado Pável Krashéninnikov, jefe del Comité de Legislación Constitucional y Ordenamiento del Estado ruso, ayer.

Te puede interesar: Lidera Sanders en primarias demócratas de New Hampshire

Convertirse en senador vitalicio garantizará a Vladimir Putin, una de las figuras más prominentes en la política internacional, la inmunidad ante eventuales persecuciones judiciales.

De acuerdo con el proyecto de ley, el presidente también tendrá la facultad de nombrar a 30 de los 187 senadores que integran la Cámara, en lugar de los 17 autorizados en la actualidad.

Las propuestas fueron presentadas por miembros del grupo de trabajo legislativo, que incluye a diputados muy cercanos al mandatario ruso, como Andréi Klishas o Konstantín Kosachev, quienes aseguraron que la iniciativa se presentó después de estudiar la “experiencia” de las cámaras altas de otros países.

La enmienda establece, además, que el presidente tendrá el poder de nombrar senadores vitalicios a personalidades notables de la sociedad rusa.

Esa facultad sólo beneficiaría a Putin y a su exprimer ministro y aliado de carrera, Dimitri Medvédev, quien ejerció el cargo de jefe de Estado entre 2008 y 2012, ya que el primer presidente de la Rusia democrática, Boris Yeltsin, murió.

El dato: En varios discursos, el mandatario ruso ha expresado su intención de hacer que Rusia recupere la “gloria y grandeza” de la Unión Soviética en el panorama internacional.

De manera reciente, Putin negó que sus propuestas de reforma estructural a la Constitución respondan a su aspiración de seguir en el poder, una vez que la actual ley lo obliga a abandonar el Kremlin en 2024, cuando termina su cuarta administración.

Así, salió al paso de la oposición, que apunta que las enmiendas constitucionales son un engaño para perpetuarse en el poder, sea en el Kremlin o al frente del Consejo de Estado, un órgano con amplios poderes que será incluido en la nueva Constitución.

La Duma aprobó ya en primera lectura las enmiendas presentadas por Putin, que incluyen una mayor carga de responsabilidad al primer ministro frente al presidente, quien se convertirá en una figura honoraria.

La oposición al Kremlin creó un consejo constitucional para presentar enmiendas alternativas, por lo que inició una campaña a favor de un “no” en consulta popular y convocará a protestas.