Resurrección de la Furia Roja

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Redacción / La Razón

La selección española dio un gran respiro. Al fin logró sumar en el Mundial, pero sobre todo su accionar mejoró notablemente. La Furia le pasó por encima a los catrachos que prácticamente se despidieron del torneo, y a pesar de que el marcador fue de 2-0, los ibéricos generaron llegadas para que la pizarra fuera escandalosa, pero las desperdiciaron; David Villa se vistió de héroe y villano.

Sólo existió un equipo en la cancha del Ellis Park: el dirigido por Vicente del Bosque, quien desde el primer minuto le ganó la partida táctica a Reinaldo Rueda.

David Villa dio aviso muy temprano de que la noche sería suya. La nueva joya del Barcelona reventó el poste al siete y diez minutos después convirtió su primer gol al incrustar el balón al segundo poste del marco de Valladares.

Para la segunda mitad David anotó de nueva cuenta; Jesús Navas le sirvió desde la derecha, el delantero tomó el esférico y sacó potente disparo que cambió su trayectoria gracias a la intervención de Osman Chávez, quien colaboró para que su meta volviera a caer. El triplete de Villa lo evitó él mismo, desde el manchón penal el blaugrana pateó deficiente y a un lado.

No hubo más para los ibéricos, hay tranquilidad porque España volvió a ser España, y ahora se jugarán su boleto con el peligroso líder de grupo: Chile.