Lunes 3.08.2020 - 16:12

Tigres, cuarto equipo azteca en semifinales

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Mexsport

La euforia de sentirse semifinalistas esperó poco. Sólo bastaron cinco minutos para que explotara en júbilo el estadio con el primer gol de Rafael Sobis. Necesitaban dos tantos para avanzar, pero como dice el dicho: el primero lo hace el equipo; el segundo, la afición.

Con un categórico 2-0 sobre el Emelec de Ecuador, Tigres clasificó por primera vez en su historia a la semifinal de la Copa Libertadores. Apostó todas sus cartas a este torneo continental luego de quedar eliminado en los cuartos de final de la liga. Y la estrategia funcionó. Al menos para mantener viva la ilusión de levantar la copa que ningún equipo mexicano ha tenido en sus manos.

Los seguidores regios parecen tener estirpe sudamericana, todos alentaron desde el primer momento. No hay un solo pasivo a la expectativa, todos gritan, todos apoyan.

Cerca estuvo Tigres de incrementar la ventaja y acabar con el drama de la eliminatoria. Pero en una jugada Enrique Esqueda se quedó con las ganas de gritar gol y en otra oportunidad el poste impidió la sentencia.

El club ecuatoriano también tuvo la suya. Un tiro en los linderos del área que salió al centro y tapó el portero felino. Y así se fueron al descanso.

Para el segundo tiempo continuó el suspenso. Los intentos del equipo visitante fueron aumentando en intensidad. Brotaron las características ecuatorianas, potencia y velocidad que cada vez preocupaban más a la zaga local y al técnico Ricardo Ferretti.

El timonel felino contemplaba desde su área técnica, atrapado en una encrucijada, no sabía si atacar en busca del tanto que le hacía falta aunque pudiera morir en el intento con el gol de visitante. No es su estilo y optó por aguantar.

Sin embargo, el gran susto llegó al minuto 72 cuando el Emelec marcó un gol que fue anulado. Un momento de terror que se manifestó con un silencio que por unos segundos apagó los gritos de apoyo que eran incesantes. La tranquilidad volvió al ver la bandera levantada del asistente y el balón a tierra para los Tigres.

La afición recordó que la eliminatoria estaba en el hilo y que un gol de los ecuatorianos obligaba a los de casa a hacer otros dos.

Pero la euforia volvió a subir de tono con el segundo gol que sentenció la eliminatoria. No tanto en el marcador sino en la moral. Si bien es cierto que el Emelec seguía con la necesidad de marcar sólo un gol para eliminar a Tigres volver a callar el volcán que inyectaba confianza a los jugadores felinos sería una losa tan pesada que los ecuatorianos ya no podrían levantar.

Arturo Rivas cerró la pinza en un centro por izquierda, para empujar el balón al fondo de las redes y desatar la locura. Tras el silbatazo final del árbitro, los túneles del estadio se llenaron de pretextos para faltar a la siguiente jornada laboral, de planes para festejar, de la fecha que hay que agendar para la semifinal.

Doping de Abraham Carreño

TRAS DARSE A conocer el presunto doping positivo de Abraham Darío Carreño, jugador de los Tigres por clembuterol, la directiva felina no mostró su postura ante el caso al ser cuestionados antes del encuentro ante el conjunto del Emelec, correspondiente a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Alejandro Rodríguez fue tajante al expresar que no daría la versión felina al respecto.

“No hablo antes, ni después de los partidos. No hay opinión”, dijo el ingeniero antes de subir al palco de la directiva auriazul.

En una primera muestra de la prueba realizada durante el encuentro ante Juan Aurich, Carreño habría dado positivo, razón por la cual ya se analiza la segunda toma para determinar el caso del delantero felino.