Tigres se corona en penales con tres atajadas de Nahuel

Tigres se corona en penales con tres  atajadas de Nahuel
Por:
  • la_razon_online

Jesús Dueñas resucitó a unos Tigres que parecían desahuciados, y Nahuel Guzmán les dio el campeonato, que hasta el minuto 119 estaba en manos del América, al detener tres penaltis en la serie desde los once pasos, desde donde los felinos definieron el cetro del Apertura 2016, al superar a las Águilas y desquitarse de las dos finales previas en las que habían sucumbido a manos de los de Coapa.

La Vuelta de la Final tuvo de todo: errores arbitrales para ambos bandos, conatos de bronca, expulsados, y goles prácticamente hechos que fueron fallados y que pudieron cambiar la historia, pero sobre todo tuvo emociones de principio a fin.

William da Silva y Renato Ibarra encabezaron la iniciativa como los impulsores del ataque americanista, acompañados del talento de Rubens Sambueza, mientras que Jesús Dueñas y Guido Pizarro hacían una labor destacada en la recuperación del esférico para darle respiro a los regios.

Con el paso de los minutos, los capitalinos lograron que el fervor de los aficionados locales disminuyera. Pero los de casa fueron quienes por poco abren el marcador, con un tiro de media distancia de Javier Aquino que el portero Moisés Muñoz sacó a mano cambiada de su ángulo derecho.

Oribe Peralta tuvo la más clara, al contrarrematar un tiro-centro con la puerta abierta pero su intento se fue por un lado de forma inverosímil. La polémica se comenzó a esparcir con dos recargones sobre Ismael Sosa dentro del área, que bien pudieron haber sido sancionados como penalti, pero no fue así.

Más adelante, una agresión de Michael Arroyo sobre Hugo Ayala, afuera de la cancha, tampoco fue sancionada con tarjeta roja; y para desdicha de los seguidores regiomontanos, Jesús Dueñas reventó el travesaño con un remate de cabeza.

La cascada de errores arbitrales continuó con una carga sobre la espalda de Sambueza, dentro del área, que tampoco fue señalada, antes que los de la Sultana del Norte, ahora a través de André-Pierre Gignac, volvieron a ahogar sus festejos en el larguero y comenzó un ocaso para ellos con una expulsión para Jorge Torres Nilo.

En el primer tiempo extra, parecía que se venía el ocaso para los universitarios con el gol de Edson Álvarez, quien le estaba dando el campeonato a los azulcrema. Aunque fue expulsado Sambueza para igualar el número de jugadores en el campo, la impotencia comenzó a manifestarse del lado de Tigres y eso fue la mecha que encendió una bronca dejando como saldo un partido de nueve jugadores por bando.

Cuando parecía que las Águilas lograban el título de Liga en su Centenario, apareció Dueñas con un frentazo que mandó el balón al fondo de la red y a la definición por penaltis.

Ahí, el guardameta argentino Nahuel Guzmán se erigió como figura, intimidó a los tiradores del cuadro capitalino con gestos y palabras antes de atajar tres penaltis que complementaron las efectivas ejecuciones desde los once pasos de Gignac, Juninho y Pizarro, para darle el quinto campeonato a la institución del norte del país.

“Nos arrojaron de todo en el palco”

Tras el partido, el presidente del América, Ricardo Peláez, denunció que fueron objeto de agresiones por parte de aficionados de Tigres, quienes lanzaron objetos al palco de la directiva americanista cuando se suscitó la bronca entre jugadores y cuerpo técnico de ambos equipos.

“Nos apedrearon en el palco, volaron monedas, encendedores, nos aventaron bombas de humo. Le dieron un monedazo en la cara a Juan Navarrete (coordinador del América). No había elementos de seguridad. ¡Que sigan chillando!”, denunció Ricardo Peláez.

El presidente operativo, José Romano, añadió que tomaron medidas para repeler los ataques. “Tuvimos que cerrar la cortina porque traemos niños y bebés. Para que luego chillen de que allá en el Azteca les avientan cosas”, sentenció.