Jueves 24.09.2020 - 22:50

Vazquez se va por falta de refuerzos

Mantiene SME plantón frente a Segob en Bucareli
Por:

Foto Clasos

La disparidad entre pretensiones y limitaciones para encarar el próximo Apertura 2012, propiciaron que, de mutuo acuerdo, la directiva de los Pumas de la UNAM y Guillermo Vázquez Herrera terminaran su relación laboral, según informó el club universitario a través de un comunicado.

Memo prefirió buscar otros horizontes, debido a que, para continuar con Pumas, él pedía más refuerzos de los que la directiva estaba dispuesta a dar. Ayer por la tarde Vázquez se reunió con el ingeniero Jorge Borja, presidente del equipo, y con Mario Trejo, director deportivo, encuentro en el que se expusieron ambas posturas y se determinó la salida de Memo.

“Se revisaron los planes y proyectos institucionales y acordaron dar por concluida la relación”, se leyó en el escueto comunicado.

El mismo Vázquez Herrera aseguró que puso la lista de refuerzos que pedía para continuar, la cual no fue autorizada. “Di la lista de nombres y el equipo nunca ha tenido ese tipo de refuerzos; por ese lado lo entiendo. Ni hablar, fui sincero en lo que sentía, había necesidad. Ellos me hicieron entender que no era el camino que había tomado el equipo en su historia”, dijo el estratega a la cadena ESPN.

El ahora ex técnico de Pumas admitió que le dolió tomar esa determinación. “Como profesional tomé está decisión, aunque me duele por el equipo que me ha dado esa oportunidad de desarrollo. Son momentos en los que uno tiene que decidir y esta decisión la tomo con firmeza y me quedo tranquilo”, expresó.

Vázquez Jr. estuvo cuatro torneos con Pumas, los cuales fueron dos de luz y dos de sombra. A la salida de Ricardo Ferretti del equipo, tras el Bicentenario 2010, Memo llegó al banquillo auriazul en el Apertura de ese año y, en su primer torneo, llevó al equipo a disputar la semifinal, la cual perdió ante Monterrey. En el Clausura 2011 Memo trabajó perfecto con su columna vertebral de jugadores experimentados y la cantera, armó un equipo ofensivo que terminó como campeón.

Pero se fueron Israel Castro, Dante López y Leandro Augusto, y Juan Francisco Palencia se retiró; no llegó nadie más. La mística del equipo de apostar a las fuerzas básicas se mantuvo y la fiesta se terminó. Las bajas, las lesiones y las indisciplinas impidieron que los pupilos de Memo llegaran a la iguilla en el Apertura 2011 y Clausura 2012, éste último uno de los peores en la historia de la institución.