Vengo motivado, senala Balotelli en su retorno al equipo de Milan

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: AP

El delantero italiano Mario Balotelli llegó a Milán para someterse a los exámenes médicos de rigor antes de su previsible retorno a la escuadra milanesa.

“Vengo con mucha motivación, pero pocas ganas de hablar. Debo solamente trabajar y basta”, declaró el deportista a los periodistas que lo esperaban en la clínica en la que debía ser sometido a las pruebas.

“Estoy muy feliz de poder regresar”, añadió el ahora ex jugador del Liverpool, de quien se espera que en el curso de la jornada obtenga el visto bueno sobre su condición física y firme el contrato con el Milán.

Según el diario La Repubblica, “Súper Mario” aceptó disminuirse el salario de seis millones de euros (unos 6.9 millones de dólares) a cuatro millones de euros (unos 4.6 millones de dólares) anuales.

De ese total, 2.5 millones de euros (unos 2.8 millones de dólares) serán pagados por el Milán y 1.5 millones de euros (unos 1.7 millones de dólares) por el Liverpool.

El préstamo sin derecho de recompra por parte de la escuadra inglesa fue en parte ideado por el vicepresidente milanese, Adriano Galliani, al que el propietario del club, el ex premier Silvio Berlusconi pidió “garantías” sobre Balotelli.

Y es que en el pasado el ex primer ministro calificó al futbolista como una “manzana podrida” que podría infectar a todo el equipo, aunque según Galliani “hay amores que nunca terminan y Berlusconi y yo somos unos románticos”.

Balotelli fue echado del equipo italiano en agosto de 2014, pues según el entonces entrenador, Filippo Inzaghi, no tenía ganas de trabajar, ni espíritu de sacrificio, además de que estaba cansado de sus escándalos públicos.

También Brendan Rodgers, técnico del Liverpool, se hartó de “Súper Mario”, que fue adquirido por 20 millones de euros (unos 22.9 millones de dólares).

Promesas….

El futbolista ha prometido un cambio de actitud y ha asegurado haber alcanzado una mayor madurez tras la reciente muerte de su padre adoptivo y el nacimiento de su hija, fruto de una efímera relación con Raffaella Fico.

Los aficionados milaneses, sin embargo, se han mostrado escépticos y este martes el retorno del deportista no fue recibido, como en el pasado, con bombo y platillo.