Veracruz, protagonista de escándalos en la Liga MX

Veracruz, protagonista de escándalos en la Liga MX
Por:

Al margen de lo acontecido en el terreno de juego, 2019 será recordado como un año particularmente lleno de polémicas y escándalos que no en todos los casos tuvieron que ver con el rendimiento de un equipo. El protagonista es Veracruz y los motivos principales son dos: su permanencia en la Liga MX, a pesar de que no hizo méritos para mantenerse en el máximo circuito, y la falta de seriedad de su directiva, encabezada por Fidel Kuri Grajales, para no pagar en tiempo y forma los sueldos de los jugadores.

En mayo pasado, al finalizar el Clausura 2019 en el último lugar, los Tiburones Rojos desembolsaron 120 millones de pesos para continuar jugando en la Primera División del balompié nacional, motivo por el que el Apertura 2019 se disputó con 19 clubes y no con 18.

Las protestas en torno a los adeudos de la directiva tuvieron su clímax el pasado 18 de octubre, cuando los jugadores del conjunto Escualo se negaron a jugar los primeros cinco minutos de su encuentro ante Tigres, correspondiente a la Fecha 14 del Apertura 2019. Los futbolistas de la escuadra norteña no respetaron el trato y en ese lapso aprovecharon para marcar dos de los tres goles con los que se llevaron el triunfo por 3-1, lo que generó críticas hacia los dirigidos por Ricardo Ferretti, a quienes se les reprochó su falta de solidaridad.

Ese mismo fin de semana, pero dos días después, el Estadio Alfonso Lastras fue víctima de la violencia durante el partido entre el local, Atlético de San Luis, y Querétaro. El hecho se suscitó cuando a cinco minutos de que finalizara el denominado clásico del centro el árbitro Óscar Mejía lo dio por terminado a causa de una pelea entre pseudoseguidores de ambas escuadras en las tribunas. Piedras, botes, botellas y palos iban de un lado a otro ante la importante mirada de las personas que asistieron en son de paz acompañadas de niños en muchos casos.

Ante el hecho las autoridades de la Liga MX decidieron vetar al inmueble potosino por dos partidos, además de que tanto a tuneros como a Gallos Blancos se les impuso una multa de 506 mil pesos.

Un capítulo que también generó mucho ruido fue el del director técnico argentino Gustavo Matosas, de quien se filtraron audios cuando en 2012, etapa en la que estaba al frente del León, recibió una cantidad de dinero por la transferencia del uruguayo Matías Britos. Pocos días después el Atlético de San Luis dio por terminada su relación con el timonel argumentando malos resultados.

[caption id="attachment_1079282" align="alignnone" width="945"] Aficionados invadieron el Alfonso Lastras tras una riña en las tribunas el 20 de octubre.[/caption]

Otro episodio se presentó el pasado 26 de octubre en el Estadio Jalisco, escenario del duelo entre Atlas y Necaxa, cuando el silbante Fernando Guerrero detuvo las acciones al minuto 95 luego de que un sector de aficionados de los rojinegros emitieron el grito de “Ehhh pu...” a Hugo González, portero de los hidrocálidos.

El guardameta argentino Gaspar Servio protagonizó un polémico momento el pasado 17 de octubre cuando en su cuenta de Instagram subió historias en las que se burlaba de los hechos violentos ocurridos en Culiacán, Sinaloa, durante la detención de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín Chapo Guzmán. La directiva de Dorados, club que defendía desde 2016, decidió rescindir el contrato del sudamericano.

[caption id="attachment_1079281" align="alignnone" width="945"] Seleccionados acudieron a una fiesta al finalizar un encuentro el 7 de septiembre.[/caption]

En la categoría femenil los escándalos también hicieron de las suyas. El pasado 27 de octubre María José López, capitana del Puebla, denunció que antes del encuentro ante el Cruz Azul uno de los integrantes del cuerpo arbitral le pidió a ella y a sus compañeras que mostraran “la parte superior de la prenda interior aun sin portar licra debajo del short”. Otra situación que se vivió, fue que las jugadoras de Xolos de Tijuana tuvieron que ayudar a levantar unas tarimas que se encontraban en el Estadio Caliente, recinto en el que horas antes se celebró un concierto de rock.

El dato: El Tri también estuvo envuelto en el escándalo después de que algunos futbolistas acudieron a un bar, supuestamente con mujeres, al día siguiente de vencer a EU.