Desaparece por dos días y lo hallan muerto

Durante dos días la familia de Alan Enrique Bueno Guerrero no supo nada de él. El joven salió en la camioneta de su mamá y no regresó a casa.

Sus padres llamaron a sus amigos, difundieron su fotografía en redes sociales y pidieron ayuda… dos días después lo hallaron: estaba sin vida dentro del mismo carro en el que se fue.

A Alan Enrique le dieron al menos tres tiros y lo abandonaron en el pueblo de San Miguel Topilejo, en Tlalpan.

Tenía 25 años de edad, estudiaba en la Universidad del Valle de México (UVM) y cursaba la carrera de Diseño Industrial. Su muerte ahora es investigada por la Procuraduría capitalina y está registrada en el expediente CI-FTL/TLP-3/UI-1 C/D/00932/04-2017
Lo último que supieron de él es que vería a un amigo para venderle dos celulares. Aquella noche salió en la camioneta Toyota Rav 4 último modelo propiedad de su madre, Eliza “N”.

El amigo al que iba a ver, asegura que nunca pasó a su casa. El joven aceptó que se verían para enseñarle los aparatos telefónicos. Después de que desapareció, su madre comenzó a enviar mensajes en Facebook y en diversas redes sociales para ubicarlo. Al final tuvo que ir a reconocerlo al forense.

ciu14ib.jpg