• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Elementos de Seguridad Pública resguardan la obra durante su inspección, ayer. Foto: Especial
Elementos de Seguridad Pública resguardan la obra durante su inspección, ayer. Foto: Especial

Tras una diligencia realizada por autoridades ambientales, el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, aclaró que la construcción de la Torre Mítikah, ubicada en la delegación Benito Juárez, no fue suspendida como lo difundieron diversos medios.

Un par de horas después de que el Instituto de Verificación Administrativa (Invea), la Procuraduría Ambiental del Ordenamiento Territorial (PAOT) y elementos de Seguridad Pública  realizaran la diligencia en la torre, ubicada en la colonia Xoco, el mandatario capitalino informó que se determinará si se están cometiendo delitos en materia ambiental.

“No fue suspendida, fue una diligencia del Ministerio Público y fue una inspección para corroborar que pudieran estar cometiendo o no un delito ambiental. No sabemos si hay delito”, explicó a los medios de comunicación, luego de inaugurar el evento Expo Cooperativas, en el Monumento a la Revolución.

Agregó que al concluir la inspección, las autoridades comenzaron con la integración de la carpeta de investigación, para determinar o descartar responsabilidades.

La revisión estuvo apoyada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, para evitar el caos vial.

Desde que inició la construcción, en 2008, en Real de Mayorazgo número 601, los colonos de Xoco han mostrado su inconformidad en contra de la torre que se espera sea la más alta de la Ciudad de México, para el 2020.

Aseguran que este megaproyecto, llamado también Ciudad Progresiva, y que incluye un rascacielos de 267 metros de altura, un centro comercial de lujo, consultorios, oficinas y departamentos, ha causado el hundimiento de la colonia, agrava la escasez de agua y los problemas de movilidad, ya que las calles aledañas al proyecto son estrechas.

La construcción de la Torre Mítikah está cargo de la empresa desarrolladora Fibra Uno, la cual prevé que esté funcionando para el próximo año como un residencial de 606 departamentos y que el proyecto en general quede concluido en 2021. 

  • El Dato: Vecinos de la zona han exigido la cancelación del proyecto, pues consideran que viola el Reglamento de Construcción.
Compartir