• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Al centro, Octavio Paz y Marie-Jo, en mayo de 1987. Foto: Cuartoscuro

La Federación tiene al menos cinco vías para proteger los bienes del escritor Octavio Paz: desde la Ley General de Bienes Nacionales y de Expropiación, el decreto por el que se crea la Secretaría de Cultura, hasta la convención sobre Expresiones Culturales y la declaración universal de Diversidad Cultural, pero no se han tomado en cuenta.

Sólo está en marcha la declaración de monumento artístico, que garantiza que el acervo del intelectual permanezca en el país y se conserve adecuadamente, pero quedan fuera los inmuebles, obras de arte y biblioteca que pertenecieron al único Nobel de Literatura mexicano.

  • El dato: Ruy Sánchez, Anthony Stanton, Margarita de Orellana, Rafael Vargas y Arturo Saucedo, presentaron, el viernes pasado, una propuesta de decreto.

Arturo Saucedo, especialista en políticas de patrimonio cultural, urgió a que se tomen en cuenta estas vías que se contemplan en una propuesta de decreto, que el viernes pasado presentó a autoridades de la Secretaría de Cultura, junto con Alberto Ruy Sánchez, Margarita Orellana, Anthony Stanton y Rafael Vargas.

“Este conjunto de leyes se ha desestimado por falta de conocimiento o de voluntad. Como terceros interesados, estamos diciendo que está mal el proceso; es muy limitado y pobre”, señaló a La Razón.

Y es que, en la Ley General de Bienes Nacionales, por ejemplo, en su artículo 6 se plantea que están sujetos al régimen de dominio público de la Federación “inmuebles federales considerados monumentos históricos o artísticos”, lo cual quiere decir que los bienes de Paz estarían protegidos y se tendría acceso a éstos.

Otra vía es el decreto por el cual se crea la Secretaría de Cultura, que en su artículo 41 Bis estipula que corresponde a esta institución “conservar, proteger y mantener los monumentos arqueológicos, históricos y artísticos que conforman el patrimonio cultural de la Nación”. Además, está la ley de Expropiación, como lo informó La Razón el pasado 13 de agosto.

Adicionalmente, también se tienen recursos como la convención de la Unesco para la protección y promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, que en su artículo dedicado a la protección señala: “una Parte podrá determinar si hay situaciones especiales en que las expresiones culturales en su territorio corren riesgo de extinción, o son objeto de una grave amenaza o requieren algún tipo de medida urgente de salvaguardia”.

Mientras que el quinto recurso puede ser la Declaración Universal de la Unesco acerca de la Diversidad Cultural, que en su artículo 7 plantea: “… el patrimonio, en todas sus formas, debe ser preservado, realzado y transmitido a las generaciones futuras como testimonio de la experiencia y de las aspiraciones humanas…”

  • El dato: 5 Casas del escritor mexicano se conocen hasta ahora

Por esta razón, Arturo Saucedo plantea que la conservación del patrimonio del autor de La llama doble se piense a muy largo plazo para evitar que suceda lo de 2005, cuando 57 lotes con libros de la Biblioteca Benito Juárez de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística fueron subastados en la galería Louis C. Morton y luego se recuperaron.

“No se puede lanzarlo (el acervo) casi a ciegas al Colegio Nacional; no dudo que tengan la mejor voluntad para resguardarlo y digitalizarlo, pero debe haber un instrumento jurídico que permita que en cuanto no se cumpla con las condiciones de  conservación,  regrese a la Federación”, concluyó.