Fallece a los 96 años

Rosita Quintana, icono del cine de oro mexicano

La primera actriz es considerada una de las mejores parejas cómicas de Tin Tan; Susana, de Luis Buñuel, se destaca como su mejor filme 

La actriz, al dar vida a Susana, en la cinta de Buñuel.
La actriz, al dar vida a Susana, en la cinta de Buñuel.Foto: Especial
Por:
  • Adriana Góchez .

Rosita Quintana, una de las últimas figuras de la Época de Oro del cine mexicano, que destacó en la comedia, en el drama y musicales, falleció la madrugada de ayer a los 96 años de edad, luego de pasar algunas semanas hospitalizada derivado de que le extirparon un tumor en la tiroides, dio a conocer la Asociación Nacional de Actores (ANDA).

Los restos de la artista, considerada uno de los rostros más bellos del cine nacional, se espera que reposen en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, según reveló su nieta Nicole Kogan.

Quintana, originaria de Argentina, pero nacionalizada mexicana, fue uno de los pilares de la Época de Oro del cine mexicano junto a María Félix, Libertad Lamarque, Silvia Pinal y Marga López. Compartió créditos con grandes como Tin Tan, Pedro Infante, Arturo de Córdova, Jorge Negrete, Pedro Armendáriz y Fernando Soler.

“Era una mujer capaz de hacer cualquier tipo de papel y bien, creíble. Lograba que te olvidaras que era Rosita Quintana para adentrarte en su personaje. Siendo argentina aportó tanto a la cinematografía nacional; su muerte es un duro golpe para los pocos que quedan de esa época esplendorosa, dorada completamente”, destacó en entrevista con La Razón Saúl Arellano, crítico de cine.

La Academia Mexicana de Cine lamenta el fallecimiento de la primera actriz Rosita Quintana. En 2016 recibió el Ariel de Oro en reconocimiento a su larga trayectoria en el cine mexicano. Vivirá por siempre en nuestra memoria fílmica

AMACC

Una de las películas más conocidas de la actriz es Calabacitas tiernas, la primera cinta en la que hace mancuerna con Germán Valdés Tin Tan.

“A la par de Silvia Pinal fue una de las mejores parejas cómicas que haya gozado Tin Tan, en eso sí no creo que haya alguna que se le emparejara, excepto Vitola, pero ella era comediante. En esta primera película que hizo con Germán Valdés no se hizo chiquita con las improvisaciones, el desparpajo, la forma en que él se movía por el set y rompía los guiones, se mantuvo a la par, no como un papel secundario”, resaltó el especialista.

Otra gran colaboración actoral fue con Pedro Infante, con quien conjugó el drama y la comedia. Sin duda uno de los largometrajes más célebres fue El mil amores (1954), donde también compartió créditos con Joaquín Pardavé.

Quintana también demostró que podía ofrecer una sorprendente interpretación dramática en Susana, de Luis Buñuel, considerada una de sus participaciones más emblemáticas. “No era este drama tipo Marga López cuando hacía los papeles de mamá, este córtate las venas, no, Quintana demostró ser multifacética. Era hermosísima, tenía una cara casi perfecta, pero aquí Buñuel le sacó esta parte demoniacamente sexual, la cual aprovechó para darse un duelo de actuación con Fernando Soler, porque en ellos recae todo el peso de la película, ambos hacen que la narrativa que presenta el cineasta sea impecable”, apuntó Arellano.

También participó en las telenovelas La intrusa (1987), La dueña (1995), Abrázame muy fuerte (2000/01) y Peregrina (2005/06). “Los personajes que le dieron eran de edad con un peso relevante. Donde sí tuvo más matices fue en La dueña, la primera versión, hizo el papel que luego interpretó Jacqueline Andere, era una antagonista. Otra participación entrañable fue en Abrázame muy fuerte, en ésta era más campirana, tenía unos tintes incluso de comedia”, señaló Raquel Pochaca Viguri, divulgadora de reflexión audiovisual.

Rosita Quintana
Actriz, cantante
y compositora
Nació: 16 de julio de 1925
Trayectoria: interpretó rancheras, huapangos y boleros; debutó con La santa del barrio (1948); en 1960 fue galardonada por la cinta El octavo invierno.