• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Aretha Fraklin. Foto: AP
Aretha Fraklin. Foto: AP

Hace cerca de dos semanas el mundo se enteraba de la muerte de una de las más grandes voces del soul en el mundo, Aretha Fraklin falleció el pasado 16 de agosto, a los 76 años. Hoy, los homenajes continúan para demostrar que no sólo en vida fue la Reina del Soul, sino que lo sigue siendo.

La mañana del martes, el Museo de Historia Afroamericana Charles H. Wright, en Detroit, Estados Unidos, abrió sus puertas para que todas las personas que quisieran despedirse de ella pudieran hacerlo.

A primera hora del día llegó un automóvil LaSalle de 1941, que en el interior traía el ataúd bañado en oro con el cuerpo de Aretha Franklin.

Kelly Major Green, miembro de la junta directiva del museo, aseguró que querían “ser un reflejo de la reina”, por lo que crearon un ambiente digno y respetuoso, similar al de una iglesia.

Por eso se colocaron hermosos arreglos florales de rosas.

Dentro del féretro en el que descansan los restos de la cantante hay una inscripción bordada que dice: “Aretha Franklin, Reina del Soul”. A petición de la familia, se dejó  abierto totalmente.

La intérprete de “Respect” se podía observar con un atuendo como si estuviese lista para dar uno de sus grandes conciertos: zapatillas rojas, aretes, labial, un vestido rojo de tela brillante, su cabello corto bien peinado y esmalte en sus uñas, también de color rojo, que significa su membresía honorífica a la hermandad Delta Sigma Theta. 

Gráfico: La Razón de México

Su sobrina, Sabrina Owens, mencionó que la indumentaria fue seleccionada como si “ella misma lo hubiera elegido”.

Desde hace varios días miles de personas, provenientes de distintas partes de Estados Unidos, comenzaron a llegar para despedirse de la cantante. Llegando a formar largas filas para poder ver durante sólo algunos minutos a la artista.

A pesar de la fila, que parecía infinita, miles de personas, esperaron pacientemente su turno alrededor del museo para despedirse.

Mientras las personas esperan formadas, escuchan, cantan y bailan algunas de las interpretaciones de la Reina del Soul. Al llegar a su ataúd lloraban, se persignaban, le lanzaban besos y le dedicaban algunas oraciones.

En su mayoría era gente negra que la recuerda y le tiene gran respeto por todo lo que representaba e hizo en favor de los derechos civiles y de las mujeres.

El cuerpo será trasladado el jueves a la Iglesia Bautista New Bethel, el templo en el que su fallecido padre, Clarence LaVaughn Franklin, predicaba.

Durante la noche del jueves se realizará un concierto gratuito para recordar el legado de la reina, donde se esperan actuaciones de las estrellas Stevie Wonder y Jennifer Hudson.

El viernes próximo terminarán los homenajes con un funeral privado que se celebrará en el Greater Grace Temple, una iglesia de Detroit con un aforo aproximado para cuatro mil personas. En la despedida estarán presentes personalidades destacadas en el mundo político, cultural y social de Estados Unidos. Uno de los oradores de la ceremonia será el expresidente Bill Clinton y algunos artistas que participarán son Faith Hill y Ariana Grande. Además de los líderes de los derechos civiles Smokey, Robinson y Jesse Jackson.

Franklin será enterrada tras el funeral del viernes junto a su padre, así como de otros miembros de su familia, en el cementerio de Woodlawn, en Detroit.

  • El Dato: El 31 de octubre de 2005, el ataúd que transportaba a Rosa Parks, la primera dama de los derechos civiles, estuvo en el mismo museo en el que ayer se realizaron homenajes a Franklin.