• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Alan
Alan "N", presunto feminicida de maestra y alumna de la UNAM. (Foto: Especial)

Luego de poco más de cuatro meses de investigación, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad (PGJCDMX) detuvo este fin de semana a un joven, acusado de ser quien asesinó y después intentó calcinar los cuerpos de la profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Graciela Cifuentes, y su hija Sol, estudiante de arquitectura.

De acuerdo con reportes de la dependencia, se trata de un exnovio de la joven víctima, identificado como Alan, quien trabajaba en un gimnasio y fue aprehendido por elementos de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidios.

El dato: 

  • La PGJ tenía tres líneas de investigación en torno al caso; una apuntaba al exnovio de Sol.

Ayer, las autoridades que investigaban el caso esperaban los resultados de una prueba comparativa de ADN para confirmar su participación en el crimen de Graciela Cifuentes y su hija Sol, quienes fueron halladas sin vida en marzo pasado en su casa ubicada en la colonia Santa Rosa Xochiac, delegación Álvaro Obregón.

Quien las asesinó, intentó fingir que se trató de un accidente, pues le prendió fuego al inmueble, el cual estaba en reparación tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

Después de dejar la casa en llamas, el homicida huyó en un automóvil Yaris blanco, con placas 651XCM, propiedad de las víctimas, el cual fue hallado días después. Desde que se supo del caso el procurador Edmundo Garrido ordenó indagar el caso con los protocolos de feminicidio. El doble crimen quedó registrado en el expediente CI FAO/AO-3/UI-3/C/D/1311/03-2017.

La línea de investigación sobre Alan, establece que su teléfono celular estuvo en el lugar del doble asesinato el día y a la hora en que éste se cometió.

Además, el análisis telefónico reveló que tras el crimen siguió una ruta específica hasta llegar a la colonia Volcanes, en la delegación Tlalpan, donde abandonó el automóvil que robó de casa de sus víctimas.

El carro quedó estacionado a sólo unas calles del domicilio de los abuelos de Alan.

Autoridades de la PGJCDMX, encabezada por Edmundo Garrido, revelaron que la semana pasada un juez capitalino les otorgó una orden para someter a pruebas comparativas de ADN a este joven.

Los agentes de la fiscalía mencionada se dedicaron entonces a buscarlo en distintas domicilios en los que sabían que podía estar.

El fin de semana, los elementos lo ubicaron y lo aprehendieron; sin embargo, llevaba algunas dosis de droga por lo que tuvieron que ponerlo a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo.

Mientras esperaba a que se definiera su situación legal, los investigadores hicieron las tomas de ADN con la orden que les otorgó el juez.

Ayer por la tarde, Alan fue puesto a disposición de un juez para llevar su audiencia por la posesión de las drogas con las que se le detuvo.

Al mismo tiempo, el personal de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidios esperaba el resultado de las pruebas comparativas del ADN que le tomaron para poder confirmar que él es el responsable de doble crimen.