• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Jóvenes levantan a un muerto tras protestas, en mayo. Foto: AP
Jóvenes levantan a un muerto tras protestas, en mayo. Foto: AP

El presidente Daniel Ortega indicó que los responsables de que se cometiera “genocidio” en varias partes del mundo “son los dueños de la comisión de derechos humanos de las Nacionales Unidas”, en respuesta al exhorto del Alto Comisionado del organismo internacional, de frenar la represión en Nicaragua.

En un acto en la rotonda Hugo Chávez, de Managua, el líder sandinista calificó como “instrumento del terror y la mentira” a la ONU, pues en su informe revela violaciones a los derechos de miles de nicaragüenses pero no incluye los actos de las personas que quieren derrocarlo.

“La población pide justicia, mientras la mayoría de organismos de derechos humanos, tanto internacionales como locales, no actúan con justicia. Para ellos los policías muertos no existen; si el torturado es sandinista, no existe”, declaró.

Y añadió que la ONU se “se han adueñado de continentes enteros. Vienen a Nicaragua porque los invitamos. En su informe, los 22 policías asesinados no existen; para ellos los terroristas son unos angelitos, que no torturaron a nadie, no mataron a nadie, entonces, a estos 22 policías, ¿quiénes los torturaron?, ¿quiénes los  asesinaron?, a los hermanos desaparecidos en los tranques,  ¿quién los tiene?”.

Ortega comentó que “en el mundo ya nadie cree en los organismos internacionales, porque se convierten en instrumentos de los más poderosos”.

El mandatario prometió trabajar en el restablecimiento de la paz y la recuperación de la actividad económica.

“Son condiciones con las que vamos a salvar la seguridad social, vamos a salvar el seguro para los trabajadores”, dijo.

“Si después de la terrible guerra de 1979 a 1990, logramos la estabilidad, con más razón ahora. Es conversando pueblo con pueblo que vamos a asegurar la paz”, expresó, pese a que en semanas anteriores se cancelara el diálogo con representantes civiles, mediado por la Iglesia católica.

Compartir